Ana de las tejas verdes.

0

Hoy chicas y chicos voy a hablar de un clásico. Un libro que perdura a través del tiempo, casi un modelo, que gusta a los lector@s durante años. Su autora Lucy Montgomery fue una escritora canadiense muy reconocida precisamente por esta colección que hoy os presento, Ana de las Tejas Verdes. Durante su juventud, Lucy vivió en la isla del Principe Alberto, en Canadá. Se inspiró y escribió sus primeros libros durante su estancia en la isla. Su personaje principal, Ana Shirley llega en tren a Avonlea desde un hospicio de Nueva Escocia. Ana era huérfana, sus padres eran profesores de instituto, murieron por unas fiebres cuando ella era un bebé. Primero estuvo en casa de los Thomas hasta los ocho años, después se marchó con los Hammond ayudando a cuidar de sus ocho hijos, tuvieron gemelos tres veces seguidas.

Cuando la viuda Hammond se marchó a Estados Unidos, no se llevó a Ana con ella. Así acabó en el orfanato de Hopeton, hasta que la señora Spencer llegó para decirle a Ana que una pareja de hermanos, los Cuthbert, querían adoptarla. Los hermanos desde luego, habían sido persuadidos por su entrometida vecina la señora Lynde. No daba crédito, les dijo sin rodeos que estaban cometiendo un gran error, que se estaban arriesgando demasiado. Afortunadamente, Mattew Cuthbert no le hizo ni caso y recorrió los trece kilómetros que les separaban de Bright River.

La primera sorpresa de Mattew Cuthbert cuando llegó a la estación de tren, fue encontrarse con Ana, ¡¡¡¡con una chica!!!!! Ellos habían pedido a la señora Spencer un chico para que les ayudase con las tareas del campo y los animales. ¡Vaya contratiempo! Pero, por supuesto, no podía dejar a esa muchacha sola en la estación. Y menos después de haber charlado tan animosamente con ella. Era una niña encantadora. Así que, se llevó a Ana a Tejas Verdes para que su hermana decidiera que era lo mejor para ellos. Durante el camino Mattew ya intuyó que Ana era especial, una niña con una imaginación desbordante, espabilada, y que el cuerpo de aquella niña no estaba habitado por un alma común.

La primera sorpresa de Marilla Cuthbert llegó cuando su hermano abrió la puerta y se encontró a una extraña figurilla de vestido tieso y feo, largas trenzas pelirrojas y unos ojos curiosos y brillantes.- ¿Quien es esta?¿Donde está el niño? Le pedimos explícitamente a la señora Spencer que trajera un niño. Pero, ¡tenia que haber un chico!-insistió Marilla-. Así fue recibida Ana ¡Que tristeza !- ¡No me queréis porque no soy un niño!- gritó Ana. Debería habérmelo imaginado. Debería haber sabido que era demasiado bonito para que durara. Ay ¿Qué voy a hacer?¡Voy a echarme a llorar! ¡Esto es lo más trágico que me ha ocurrido en la vida!. Marilla esbozó una ligera sonrisa, algo oxidada por la falta de uso. No iba a echar a Ana en mitad de la noche pero quedaron en averiguar lo que había ocurrido al día siguiente.

Hasta ese momento nadie le había preguntado por su nombre, ella ni corta ni perezosa les dijo que le llamaran Cordelia- ¿Ese es tu nombre? preguntó extrañada Marilla. - No, no exactamente. Pero me encantaria me llamarais asi. Es un nombre muy elegante- contestó Ana. Se sentaron en la mesa a cenar pero Ana fue incapaz de probar bocado.- No puedo- admitió Ana con un suspiro-. La desesperación me lo impide. ¿Tú puedes comer cuando estás desesperada?- No lo sé, porque nunca me he sentido así - respondió Marilla. - Entonces no lo entiendes. Es una sensación de lo más desagradable. Se te forma un nudo en la garganta y no puedes tragar nada, ni siquiera un bombón- confesó Ana.

Pobre Cordelia, ¡Qué desolación! ¿Vosotros pensáis que se quedará en Tejas Verdes? ¿Será Marilla condescendiente y pondrá a prueba a Ana? ¿Pasará la prueba? ¿Tendrá razón la vecina cotilla?¿ Estaban cometiendo un error? ¿Se habían equivocado los Cuthbert?

Las respuestas las encontraréis en este maravilloso libro. Además, si os gusta podéis disfrutar de los ocho tomos de la colección y seguir las aventuras de Ana de las Tejas Verdes.

Dirección

Ibiza

Como llegar