Los comercios se preparan para grandes descuentos tanto en tiendas físicas como on line | Pixabay

El viernes 26 de noviembre tendrá lugar uno de los acontecimientos más importantes para los que disponen de una plataforma ecommerce. Y es que arranca el popular ‘viernes negro’ más conocido como Black Friday. Se trata de uno de los días más esperados para los consumidores, que aprovechan dicha fecha para realizar, en muchos casos, las compras navideñas. Pero también es el día clave parea realizar todas esas compras de productos o servicios que, se dejan en ‘espera’.

Este acontecimiento se le conoce por los descuentos en los productos que son significativos en electrónica, moda o tecnología, entre otros. Durante el Black Friday los escapartes físicos y digitales se llenan de de grandes ofertas y descuentos. Este año, y dada la crisis sanitaria, se espera la consolidación del ecommerce.

Los comercios se preparan para grandes descuentos tanto en tiendas físicas como on line. Aunque el comercio digital, de un tiempo a esta parte, ha crecido de forma exponencial durante este día. Por lo general, las ofertas duran solo el último viernes de noviembre, pero muchos negocios aprovechan la llamada a la acción que provoca el Black Friday ampliando los descuentos a todo el fin de semana y con ello las ventas, uniéndose el Cyber Monday, día especial de rebajas para compras on line.

La pandemia ha provocado que los hábitos de los consumidores cambien y a estas alturas no cabe duda, sobre la importancia del comercio on line que se ve acentuado durante el Black Friday. Por eso mismo, es clave preparar la plataforma de comercio electrónico y dar un servicio óptimo a los clientes. El ecommerce ve aumentado su volumen de facturación un 35% de media durante la semana del Black Friday, teniendo picos de tráfico muy importantes. Los ecommerce no dejan escapar esta jornada de ofertas, ya que los beneficios pueden incluso superar la campaña navideña.