Los alumnos del IES Marc Ferrer que hicieron la exposición fotográfica.

0

Picasso, Braque o Blanchard se hubiesen sentido como en casa en la sala de exposiciones del Ajuntament Vell de Formentera, en la exposición que organizaron desde el departamento de plástica del centro con los alumnos de 4º de ESO y algunos voluntarios de 2º de ESO y que tenía como único motivo el movimiento artístico del Cubismo.

Esta expresión artística nació en el siglo pasado y fue una nueva manera de experimentar con las perspectivas y los puntos de vista. Para entender mejor el movimiento se organizó esta innovadora actividad con gran implicación del alumnado. Las caras de los estudiantes se convirtieron en los lienzos en los que pintar el juego de perspectivas que es el cubismo y que revolucionó el arte moderno.

Una vez pintados los rostros, estos eran fotografiados para mostrarlos en la exposición Rubikart, que, como manifestó la profesora organizadora, Yolanda Adrover, «fue demasiado corta y deberíamos repetirla para que la pueda ver más gente».

Colores fuertes, ojos enormes e inquietantes y rostros picassianos permitieron a los alumnos acercarse a obras como el Guernica y Naturaleza muerta de Picasso o Joven triste en un tren y Desnudo bajando una escalera de Marcel Duchamp. Según Adrover, «los alumnos aprendieron lo que significó este movimiento artístico y se interesaron por las apasionantes vidas de los artistas que lo pusieron de moda».

Otros artistas cubistas estudiados en el IES Marc Ferrer fueron los «motivos ondulantes y colores brillantes» de Georges Braque, uno de los pioneros del movimiento, Fernand Léger y el también español Juan Gris, quien pintó un retrato cubista de Pablo Ruiz Picasso.