Sant Sebastià en Palma 2019: El Correfoc enciende Palma

Ferias y fiestas

Valorar:
preload
El Correfoc de Sant Sebastià llenará de fuego y demonios el centro de Palma.

El Correfoc de Sant Sebastià llenará de fuego y demonios el centro de Palma.

21-01-2018 | Mique Àngel Borràs

El final de las fiestas de Sant Sebastià 2019, pasada la resaca de la Revetla, viene marcado por el fuego y los demonios. Como cada año, el Correfoc convertirá el centro de Palma en las puertas del infierno donde las collas darán vida a criaturas infernales, que repartirán fuego y luces desde la Avenida de Jaume III hasta Plaza del Rey Joan Carles I, donde se encontrarán con las míticas bestias de fuego, todo junto para acabar una noche de miedo entre batucadas y danzas.

Previamente al correfoc, los Castellers de Mallorca actuarán en Jaume III a las 18:00 horas.

En el espectáculo de fuego que cierra las fiestas de Sant Sebastià en Palma participarán las colles de Es Cau des Boc Negre, Cultural Ratapinyada, Endimoniats, Kinfumfa, Cultural Rondalla de Bellver, Trafoc, Cultural Dimonis de Son Sardina, Enfocats, Cultural Realment Cremats y Cultural Trabucats. También estarán las bestias de fuego de Veïnats del Pla de Sant Jordi, Drac i Guardians de Sant Jordi y Es Drac de na Coca.

A los asistentes, se recomienda seguir estas medidas de seguridad:

■ Queda totalmente prohibido utilizar pirotecnia particular, no controlada por la organización.

■ Llevar ropa de algodón, pantalones largos, manga larga, calzado adecuado, sombrero o pañuelo en la cabeza, tapones en los oídos y gafas que protejan los ojos.

■ Los cristales de las gafas y las cámaras se pueden dañar con las chispas.

■ No tirar agua.

■ No tocar, recoger o manipular artefactos pirotécnicos. No fumar ni encender fuego cerca de los contenedores de material pirotécnico. Como público, para presenciar la actuación te has situarse a una distancia prudencial. Deben evitar que los niños y las personas con movilidad reducida se sitúen en las primeras filas.

■ Se puede bailar con los demonios, pero siempre con una actitud de fiesta.