Guadaña presenta su nuevo disco en Factoria de So

Conciertos

Valorar:
preload

13-01-2018

Guadaña, la histórica formación mallorquina de punk rock compuesta por Busquets (voz); Fofi (guitarra); Andreu (bajo) y David (batería) presentará, en exclusivo directo, su séptimo y autoeditado último disco: Culpables (2018). Factoria de So, en Santa Maria, será el escenario de una velada memorable en la que también tomarán parte bandas locales del calibre de los no menos influyentes Doctor Martín Clavo; con su rock garage apasionante y del potente punk rock de Trance, además del de los alicantinos Manual.

Nacido hace casi treinta años en la esquina más profunda y sombría del patio de los locales del Hipódromo de Son Pardo, el ínclito cuarteto ha ido pariendo canciones, maketas y álbumes groseramente infalibles con controlada irregularidad. Así, en su discografía ya destacaban títulos como Guadaña (Matraka Diskak, 1994); El Barco (Discos Suicidas, 1999); La isla de la calma (W.C. Records, 2001); Camelo (Síndrome Discos, 2004); Tambores de guerra (autoedición, 2012) y En carne viva (autoedición, 2016), antes de que ahora se sacarán de la manga su nuevo artefacto sonoro: un hermoso vinilo negro cubierto con una funda roja sobre la que aparece impreso un mazo de juez que al golpear salta en astillas entre el nombre del grupo y el título del mismo.

Y es que, desde la misma portada de su nuevo álbum, estos cuatro cuatreros del punk mallorquín nos siguen dejando claro que ellos seguirán escribiendo canciones, denunciando injusticias y mostrando su más profundo desprecio contra toda infamia que les rodee, tal y como vienen haciendo desde décadas. Al fin y al cabo, Guadaña son depositarios de una de las actitudes del Rocanrol más características: siempre a la contra. Temas como «Soy un reptil», «Luchar y luchar» o «Te van a robar» lo corroboran.

En cuanto a su sonido, el disco destaca por su crudeza y falta de artificialidad. Fue grabado de forma artesanal y semi-clandestina en el propio local de ensayo de la banda por Andreu, su bajista, quien también fue el autor de la masterización final del álbum. En definitiva, Guadaña son un pedazo de historia de la música hecha en esta Isla.