Concierto de Jordi Maranges en Rata Cornes para despedir el año

Conciertos

Valorar:
preload
Jordi Maranges ofrecerá un concierto acústico en Rata Corner.

Jordi Maranges ofrecerá un concierto acústico en Rata Corner.

27-12-2018 | Rata Corner

El conocido artista mallorquín Jordi Maranges despedirá con un concierto el año en Rata Corner. Aunque la librería del casco antiguo de Palma, que celebra estos días su Pop Up de Navidad, abrirá también el lunes (hasta las 18:00 horas) se trata de la última actuación del año.

Este concierto en Rata Corner será en formato acústico y contará con amigos del músico. El programa de la actuación lo componen versiones conocidas, de artistas como Abba y Gainsbourg, y temas propios de Jordi Maranges. Acompañarán la actuación cerveza, vermut y cava para brindar por un 2019 lleno de cultura.

Hace poco que Jordi Maranges presentaba Espasmo, su último disco. Un EP que incluye cuatro cortes – uno de ellos un remix de El cazador de los también mallorquines ACOV – grabados y mezclados entre Barcelona y Mallorca. Una parte de dichas sesiones fueron pergeñadas en el barcelonés Estudio Sol de Sants, con Alberto Pérez a los controles; mientras que las mezclas realizadas en la Isla, se llevaron a cabo en los infalibles y muy palmesanos Favela estudios, junto a Michael Mesquida, antiguo compañero de viaje en El diablo en el Ojo y, hoy, prestigioso productor, además de miembro de Zulu-Zulu.

Ambos trabajaron la producción y las mezclas con gran meticulosidad con el fin de llevar el sonido de Maranges a terrenos nunca antes explorados por el mismo: electrónica, sintetizadores, ritmos bailables... Podría decirse que en Espasmo giran en círculos concéntricos cada vez más estrechos sin llegar a asfixiar influencias de artistas como John Grant, Giorgio Moroder, Hercules & Love Affair y Depeche Mode, algo de House y, en general, ‘música de club oscuro a altas horas de la madrugada’. Aún así, la canción «Paraíso», que habla de la belleza decadente de ciertos clubs donde la gente practica sexo en cualquier lado, tiene elementos acústicos que la vinculan con sus trabajos anteriores, en concreto con ese pop crooner de Charles Aznavour o Scott Walker que tanto ama el palmesano.

Exceptuando la canción NMGT, sobre los trabajos precarios que muchos aceptan en aras de la supervivencia, el resto de los cortes incluidos en Espasmo se ocupan de ‘esos espacios lúbricos y perturbadores; también de la belleza y fatalidad, de ciertos encuentros efímeros, anónimos... De cazadores y presas, de lobos y estrellas que buscan hacerse daño por la noche para encontrar algún tipo de tranquilidad’.