La cantautora madrileña Noah Newville actúa en el Hard Rock Café Mallorca

Conciertos

Valorar:
preload
Los tres miembros de la banda Noah Newville.

Los tres miembros de la banda Noah Newville.

14-03-2019 | Ultima Hora

La cantante y guitarrista folk madrileña Noah Newville (1991), bien flanqueada por el bajista Pep Estrada y el baterista Bernat Company, dos excelentes músicos isleños que suelen acompañarla habitualmente en sus ‘conciertos con banda’, protagonizará el concierto especial que tendrá lugar en escenario del Hard Rock Cafe Mallorca, a las 22:30 horas.

Tal acontecimiento celebrará el St. Patrick Day, el cada vez más universal día de San Patricio, patrono de Irlanda. Será pues una ocasión especial, velada idónea para descubrir la propuesta musical de una talentosa artista de apariencia frágil, pero poseedora de ese duende del que pocos son tan siquiera capaces de atisbar.

Noah Newville inició sus estudios musicales en el conservatorio a los siete años, con el piano como instrumento principal y hasta los catorce pergeñó aplicadamente la interpretación de partituras clásicas. Fue al cumplir los 15 cuando todo cambió al escuchar una canción de Cat Stevens. ¡Eso era lo que quería hacer! De un día a otro, cambió el piano por la guitarra y comenzó a componer melodías para todas aquellas letras que esperaban encerradas en un cajón.

Apenas un año más tarde ya ofrecía sus primeros conciertos en solitario y con cada uno de ellos, su confianza iba aumentando y su repertorio, compuesto de temas propios y de homenajes en forma de versiones a sus artistas favoritos - John Denver, Johnny Mitchell, Van Morrison, Glen Hansard, Damien Rice… – iba a la par.

Hace ocho años, Noah se mudó a Palma. Al día siguiente de llegar se la pudo ver tocando en la calle y dos semanas más tarde ya había debutado en un escenario. Muy bien recibida por los músicos isleños, la madrileña pronto formó parte activa del circuito local con actuaciones semanales a lo largo y ancho de la Isla. Formó grupos de country - rock con los que actuaba en Shamrock Palma, organizaba Jam Sessions en Agua Bar o tocaba en el Jazz Voyeur Club.

Pero a los cuatro años de estar en la Isla sintió que debía dar otro paso adelante, musicalmente hablando. Se echó el petate y la guitarra a la espalda y se mudó a Londres. Allí estuvo cinco meses hasta que se dio cuenta de que ella y sus músicas son más felices aquí. Para nuestra fortuna.