Bodega Bellver, un veterano lugar renovado

Especialidad: Bar de tapas y menús

Valorar:
preload
La entrada de Bodega Bellver.

La entrada de Bodega Bellver.

M. À. Cañellas
Bodega BellverBodega BellverBodega Bellver

Desde que en los años 20 se convirtiera en lo que es, Bodega Bellver ofrece carácter y encanto en uno de los locales más veteranos de Palma, un lugar que vivió su época dorada en los años 60, en pleno boom turístico, y que ha visto como otros congéneres, como el Triquet, el Moka o sa Bodegueta, han desaparecido.

El negocio lo regentó durante más de cuarenta años Juan Roig, y a punto estuvo de cerrar cuando se jubiló, pero sigue en pie gracias a dos clientes asiduos.

Además de su encanto, Bodega Bellver ofrece una carta que incluye, a parte de los tradicionales llonguets, como el de lomo, el de panceta o el de chistorra, otros más contemporáneos, como el de sobrasada con miel, el de morcilla de cebolla con queso y pimientos asados o el de queso de cabra con bacon y confitura de tomate. Todos ellos sin contar las tablas de embutidos y quesos.