Cicloturismo, una puerta a la desestacionalización

Junto al senderismo, ambos son protagonistas en temporada baja

R.E. | 19/11/2016

Valorar:
El sector hotelero se ha ido adaptando para cubrir las demandas del cicloturismo.

El sector hotelero se ha ido adaptando para cubrir las demandas del cicloturismo.

M. À. Cañellas

Mallorca es un escaparate de naturaleza, de historia, de gastronomía... y todo aquel que desee conocerla a través de deportes como el ciclismo o el senderismo se sorprenderá gratamente de las rutas y lugares que describen la isla.

En familia o con amigos, en bicicleta o andando, el turista podrá adentrarse en preciosos pueblos que imprimen muy bien las costumbres isleñas, rutas por la Serra de la Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad; y, cómo no, paseos a lo largo de las costas que siluetean Mallorca. Además, un clima agradable contribuye a la práctica de estos deportes y la gran variedad de rutas marcan diferentes dificultades a elección del usuario.

Cicloturismo

Este tipo de turismo aporta datos muy importantes en la desestacionalización del mercado. Y si 2016 continúa mejorando datos del año anterior, ya se prevé que la llegada de febrero a mayo de aficionados a esta modalidad procedentes de la UE supere los exitosos resultados de esta última temporada.

Por su parte, y para contribuir en la progresión de este turismo específico, «el sector hotelero se ha ido adaptando a la demanda diversificando su oferta» señala la FEHM.

Mallorca 312

Cada vez más, se organizan eventos para promocionar este deporte en la isla, como la marcha cicloturista Mallorca 312 - Giant - Taiwan que celebra su octava edición el próximo 29 de abril de 2017. Lo hará con tres recorridos de 167, 225 y 312 kilómetros completamente reservados para los ciclistas y un límite de 6.500 participantes. Las inscripciones se pueden llevar a cabo en su página web mallorca312.com. La carrera comenzará en la Playa de Muro, y atravesará de nuevo la Serra de Tramuntana.