Volver a cuidar de la salud con responsabilidad y seguridad

Clínica Rotger y Hospital Quirónsalud Palmaplanas son los primeros centros hospitalarios privados en Baleares con capacidad para realizar tests de PCR

M. Rosselló / P. Verger / S. Rey | 08/05/2020

Valorar:
preload
recepción de Consultas Externas de Clínica Rotger equipada con medidas de seguridad.

recepción de Consultas Externas de Clínica Rotger equipada con medidas de seguridad.

10-05-2020Archivo

Desde el primer caso de COVID detectado en Baleares, los equipos asistenciales de Quirónsalud han empleado sus mejores recursos: humanos, tecnológicos y logísticos en combatir al Coronavirus. Actuando con previsión, tras la advertencia de pandemia mundial lanzada por el doctor Javier Garau a finales de enero en la Real Academia de Medicina, con agilidad y diligencia, concienciados de que la situación requería el máximo esfuerzo y con una organización que ha permitido aislar las zonas covid y establecer flujos seguros de pacientes. Y avalados por la garantía que supone ser los primeros centros hospitalarios privados en las islas, acreditados por el Ministerio desde el inicio de la pandemia para realizar pruebas de PCR a todos los pacientes que ingresan en el hospital y a los que se les interviene quirúrgicamente.

Reactivación basada en tests, estudios serológicos y criterios científicos

La respuesta de Clínica Rotger y Hospital Quirónsalud Palmaplanas ha sido la actitud comprometida de los sanitarios con sus pacientes y la orientación científica de sus actuaciones. Siempre fundamentada en la realización de tests de PCR, los más fiables que conocemos.

QuirónSalud

Siguiendo estas pautas y con la misma responsabilidad, nuestros especialistas recomiendan fervientemente reiniciar la actividad quirúrgica o de realización de pruebas diagnosticas, así como continuar con el seguimiento de las patologías. Especialmente aquellas relacionadas con accidentes neuro o cardiovasculares.

En este sentido, desde hace varias semanas ya están instaladas mamparas de seguridad en los mostradores, hay soluciones hidroalcohólicas en cada uno de ellos y se han señalizado espacios de separación y distancia social en las salas de espera. Las citas de consultas externas se han espaciado e intercalado con videollamadas o consultas telefónicas para reducir la presencia física de pacientes de forma simultánea en el hospital.

De forma más concreta, se aplican medidas específicas en cada servicio. Por ejemplo, en urgencias se establece un circuito para pacientes con patologías respiratorias y otro para el resto, asimismo en el Servicio de Radiología, todos los equipos se limpian después de atender a cada paciente y previa a una intervención se realiza una prueba de PCR para conocer con anterioridad si el paciente es positivo en patología COVID, evitando así, el riesgo de contagio.

QuirónSalud

Una vez adoptadas las medidas y sin perjuicio de continuar avanzando en nuevos protocolos de protección, los centros están preparados para continuar con la prestación de asistencia médica con la calidad y la seguridad de siempre en urgencias, en consultas externas, en el laboratorio, en el área quirúrgica y en hospitalización.