Joaquim Tintoré, director del SOCIB: «La pandemia es ahora la urgencia, pero el gran reto es el cambio climático»

Joan J. Serra | 08/10/2020

Valorar:
Joaquim Tintoré es director del SOCIB.

Joaquim Tintoré es director del SOCIB.

Joaquim Tintoré (Barcelona, 1960), director del Sistema d’Observació i Predicció Costanera de les Illes Balears (SOCIB), será el presentador de la conferencia de Fernando Valladares en el Club Ultima Hora Valores.

Los interesados en asistir a la conferencia pueden reservar su plaza rellenado este formulario.

¿Hay una relación entre nuestra salud y la de los ecosistemas?
— Sin ninguna duda. Y la pandemia lo pone de relieve. Si no somos capaces de cuidar el planeta, tenemos un grave problema. Precisamente, la pandemia nos lleva a ser conscientes de esta relación. Afortunadamente, hay científicos como Fernando Valladares que bajan a la arena y ayudan a concienciar de esta conexión con una ciencia de excelencia, pero cercana al mismo tiempo.

¿Está ocultando la pandemia la problemática del cambio climático?
— La pandemia es la urgencia de ahora, pero no puede hacernos perder de vista que el gran reto es el cambio climático. Nos tenemos que ocupar de todo.

El SOCIB investiga los océanos. ¿Cuál es la conexión concreta entre su salud y la nuestra?
— La cuestión preocupante es la de los plásticos, aunque siempre intento ser un científico optimista. La calidad de las aguas que envuelven Baleares ha mejorado en las últimas décadas, en buena parte por las directrices europeas, que han obligado a invertir en depuración y establecer indicadores de calidad. Es decir, la calidad del agua es mejor desde un punto de vista microbiológico, pero hay una excepción: los plásticos. Su degradación lleva a convertirse en micro y nanoplásticos que son ingeridos por los peces y, posteriormente, por nosotros.

¿Por qué llegan tantos plásticos al mar?
— Se pueden poner en marcha sistemas de retención y recogida de plásticos en los torrentes, pero está claro que existe un problema de concienciación. Una playa a última hora de la tarde de un día de verano es un horror. No es suficiente que los ayuntamientos limpien. Del coronavirus no sabemos de quién es la culpa, pero de los plásticos la culpa es nuestra.