El mallorquín derrotó por 6-3, 6-3 al ruso Daniil Medvedev, primer favorito, y se clasificó a la final de Acapulco. | Efe

El español Rafael Nadal reconoció este sábado que su carrera como profesional, con 21 títulos de Grand Slam, es mucho mejor de lo que la imaginó y trata de valorarlo, ahora que se acerca el final. «Ha sido una carrera mucho más larga de lo que hubiera podido imaginar, longeva, intento valorar lo que me pasa cada día, feliz y agradecido del cariño de la gente», dijo, luego de clasificarse a la final del Abierto Mexicano de Tenis, en Acapulco. Nadal derrotó por 6-3, 6-3 al ruso Daniil Medvedev, primer favorito, y se clasificó a la final de Acapulco, en la que enfrentará al británico Cameron Norrie.

«Ha sido una victoria de nivel, que confirmó que las cosas están saliendo de forma positiva; fue un partido contra el número uno del mundo, que significa mucho para mí», comentó. Ante Medvedev, el manacorí ganó los puntos claves en el primer set y salvó 11 puntos de ruptura en el segundo para imponerse a un rival que por momentos mostró un tenis excelso y por otros se vio desconcentrado. «Después del 'break' en el segundo set, su nivel aumentó mucho; hubo puntos increíbles, fue un momento de mucho nivel tenístico», aseveró.

Nadal aspira a ganar ante Norrie su cuarto título en Acapulco; de conseguirlo alcanzará a su compatriota David Ferrer y al austríaco Thomas Muster como máximos ganadores del certamen, todos con cuatro campeonatos. «Será una final difícil contra Norrie, un rival que viene de ganar un torneo», aceptó. Al referirse a una vieja lesión de tobillo que lo atormenta, Rafa celebró que aunque la dolencia se manifiesta, lo deja jugar y eso es lo más importante. «Tengo días mejores, otros peores, es un problema que no tiene solución: el pie no ha sido un impedimento para competir y lo más importante, más allá del dolor, es que puedo jugar», concluyó.