El de este jueves es el primero de los siete u ocho días que Novak Djokovic pasará en la Isla antes de trasladarse a Londres. | Tolo Jaume

0

El Mallorca Championships ha recibido este jueves a Novak Djkovovic, que desde las 17:00 ha realizado su primer entrenamiento sobre la hierba de Santa Ponça. El número uno del mundo, que tomará parte del cuadro de dobles, ha elegido la Isla para preparar su asalto a Wimbledon apenas unos días después de conquistar su segundo Roland Garros.

Dos años después de conquistar Wimbledon por última vez -la edición de 2020 no se celebró por la pandemia de coronavirus-, Djokovic ha vuelto a pisar una pista de hierba y lo ha hecho en Santa Ponça rodeado de una gran expectación mediática. El tenista de Belgrado se ha ejercitado en la pista 1 de Santa Ponça, que en ediciones precedentes era la pista central, en una sesión abierta durante unos minutos a los medios de comunicación.

Djokovic vive la transición de la tierra batida a la hierba en las instalaciones del Mallorca Open bajo la supervisión de otro campeón de Wimbledon como Goran Ivanisevic, que este jueves protagonizará una exhibición con el alemán Tommy Haas en el acto que servirá para presentar la nueva pista central. El número uno del mundo también será uno de los grandes protagonistas de la cita festiva que dará el pistoletazo de salida al torneo, que se disputará entre el sábado 19 y el 26 de junio.

El de este jueves es el primero de los siete u ocho días que Novak Djokovic pasará en la Isla antes de trasladarse a Londres. Las buenas condiciones meteorológicas de la Isla, que le garantizan poder entrenar prácticamente todos los días, y el estado del césped, de cuyo cuidado se encarga el mismo equipo que el que preserva las pistas del All England Club, han hecho posible que el serbio eligiera Mallorca para prepararse como en las últimas temporadas había hecho Rafael Nadal.

El número uno del mundo no coincidirá en esta ocasión con el manacorí, ya que Nadal ha comunicado este mismo jueves que no disputará ni Wimbledon ni los Juegos Olímpicos de Tokio. El mallorquín, que se despidió de Roland Garros en semifinales precisamente al caer ante Djokovic, quiere centrar sus esfuerzos en la gira estadounidense que culmina en el US Open sin poner en peligro su físico.