El periodista Tolo Jaume, enviado especial de Ultima Hora en París, analiza la caída del rey de la tierra de batida ante Novak Djokovic y los posibles planes de manacorí para los próximos meses. | Youtube Última Hora

0

Apenas unos minutos después de caer en las semifinales de Roland Garros, Rafael Nadal se sentaba en la sala de prensa para analizar su duelo ante Novak Djokovic y desdramatizar su derrota, pero también desvelaba que se disponía a abrir un breve período de reflexión para planificar las próximas semanas. El mallorquín dejó en el aire su presencia en Wimbledon, aunque resaltó que ahora mismo su prioridad es descanar y analizar los pros y los contras de sus siguientes pasos.

Roland Garros coronará este domingo a un nuevo campeón entre Stefanos Tsitsipas y Novak Djokovic, que tiene previsto preparar en Mallorca el Grand Slam inglés. Nadal ha elegido las pistas de Santa Ponça los últimos años para preparar su irrupción en la hierba, pero en la medianoche del sábado dejó claros sus planes inmediatos. "Hay que ver cómo me recupero antes de tomar la decisión de si juego o no juego en Wimbledon. Ahora mismo -tras perder la semifinal- no estoy capacitado para tomar una decisión porque no tengo ni el físico ni la claridad mental para pensar a dos semanas vista. Necesito darme unos días de vacaciones y de tranquilidad", reveló Nadal.

El rey de la tierra batida no tuvo su mejor día en la segunda semifinal de Roland Garros e incluso así dispuso de un set point que habría alterado el devenir de otra contienda épica que durante muchas destiló tenis de muchos quilates. Nadal ha valorado de forma positiva su gira de tierra batida, aunque se le escapó el objetivo final de reconquistar la Copa de los Mosqueteros y convertirse en el primer tenista de la historia con 21 títulos de Grand Slam.

Descansar es el ahora el primer objetivo del manacorí, que en los próximos días estudiará la idoneidad de competir en Wimbledon. La transición de la tierra a la hierba es un proceso delicado para las rodillas y Nadal quiere evitar grandes riesgos. Wimbledon es una gran cita, pero el mallorquín no quiere comprometer su temporada. Su intención es prolongar al máximo su carrera y jugar siempre que pueda con las mejores y máximas condiciones, de ahí que se tome unos días antes de decidir sobre el Grand Slam inglés y la idoneidad de acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio antes de la exigente gira americana que culmina en el US Open, donde vuelve a tener una gran oportunidad de pelear por otro entorchado en un major.