Rafael Nadal, ayer, ejercitándose en el Club Tenis Manacor. | ENRIQUE CALVO

0

La cuenta atrás para el regreso de Rafael Nadal a la competición entra en su tramo decisivo y el mallorquín está a punto para reaparecer la próxima semana en el torneo de Viña del Mar, donde su prioridad será evaluar la adaptación de su rodilla a la máxima competición. Hoy pondrá rumbo a Chile tras ejercitarse ayer en el Club Tenis Manacor y poner de relieve que su prioridad es la rodilla y su adaptación a la máxima competición.

«Lo más importante para mí es la rodilla y que pueda aguantar el dolor y luego, si soy capaz de jugar estos tres torneo seguidos, creo que me vendrá muy bien para preparar el resto de la temporada», indicó el manacorí , que clarifica que su articulación ofrece «una imagen infinitamente mejor a la de hace siete meses» desde el punto vista médico, aunque precisó que le sigue «molestando a días».

Una combinación de ganas y dudas impregna los días previos al regreso a la competición de Nadal. «La motivación, la ilusión es grande, estoy muy feliz por regresar a la competición, pero con paciencia para saber cómo responderá la rodilla tras tanto un tiempo tan largo sin jugar al máximo nivel», explicó.

Después de siete meses sin disputar un torneo oficial, el mallorquín opta por la cautela, consciente de que precisará una progresión adecuada en su nivel físico y de juego para optar a las rondas finales de su gira sudamericana. «Sé que los primeros tres torneos van a ser difíciles en cuando a resultados, pero voy a intentarlo todo. Necesito unas semanas para ver cómo mejoran las cosas», advirtió.

Nadal, que el lunes cayó al quinto escalón del ranking, afronta sus primeros compromisos de 2013 (Viña del Mar, Sao Paulo y Acapulco) con la posibilidad de engordar su casillero de la ATP, puesto que sumará puntos en cada uno de los torneos. Será prácticamente su última ocasión para sumar, ya que en la temporada de tierra solo tiene margen de mejora en Madrid.

Llagostera

Conchita Martínez, capitana del equipo español de la Copa Federación, ha convocado a la mallorquina Nuria Llagostera, junto a Lourdes Domínguez, Silvia Soler y María Teresa Torró, para afrontar la primera eliminatoria del Grupo Mundial II que enfrentará a España y Ucrania los días 9 y 10 de febrero en Alicante.

Las dos grandes ausencias de la primera convocatoria de Conchita Martínez como seleccionadora son las de Carla Suárez (31) y Anabel Medina (61), que han excusado su presencia en la eliminatoria contra Ucrania por motivos de calendario pese a su voluntad de contar con ellas en los futuros compromisos.

«Ahora van a jugar en Doha y Dubai, en pista dura y han considerado que no les venía bien por el calendario», comentó la extenista oscense, quien explicó que Anabel Medina arrastra problemas en una rodilla por lo que no le viene bien cambiar rápido de superficie dura a una de tierra batida.