Antonio Raillo, defensa del Mallorca, avanza con el balón ante Roger Martí, delantero del Elche, durante el partido disputado en el Martínez Valero. | Biel Alino

Antonio Raíllo, uno de los capitanes del Real Mallorca, analizaba este jueves la vuelta al trabajo del equipo después de dos semanas de descanso. El central cordobés reconoce que el parón de la Liga sorprendió a la plantilla en un gran momento, aunque espera con el regreso a la actividad todo vuelva al mismo punto en el que se encontraba.

El defensa bermellón reconoce que estas pequeñas vacaciones suponen «algo diferente» a lo que se vive normalmente debido a la peculiaridad de que el Mundial se juegue en estas fechas, aunque asegura que el estado de ánimo del vestuario no ha cambiado. «La vuelta la tomamos con mucha ilusión. Hemos tenido días para descansar con la familia, viajar y tener tiempo de ocio. Ahora toca la vuelta a la rutina, lo que realmente nos gusta en el día a día», destacaba. Además, recordaba que todos los futbolistas han seguido las pautas marcadas por el cuerpo técnico: «Vienen todos muy contentos y muy felices, muy bien de peso y después de trabajar durante estos quince días. Es una alegría tener unos compañeros tan profesionales. Ha sido una desconexión un poco medida, porque te tienes que seguir cuidando y seguir entrenando. Los compañeros lo han hecho, han vigilado la alimentación y físicamente llegan preparados para volver a la rutina».

Noticias relacionadas

Raíllo confía en que cuando el balón vuelva a rodar de verdad el Mallorca mantenga esos rasgos que le han llevado a instalarse en la franja media de la clasificación, lejos de la zona de la conflicto. «El parón nos llegó en un momento un poco malo porque estábamos muy bien, pero ahora habrá que volver a trabajar para estar como antes. Hay que seguir demostrando lo que veníamos haciendo hasta ahora». Una vuelta que se suavizará con tres amistosos que ayudarán a ir ganando tensión. «Viene bien. Es una mini pretemporada, un poco más light, y viene bien tener partidos, habituarte al terreno de juego contra otros rivales y empezar a competir desde primera hora».

En cualquier caso, el central desconoce cómo habrá afectado al resto de equipos y jugadores esta anomalía del calendario. «Está claro que cuando se para durante tiempo es como volver a empezar de cero y tenemos que engancharnos rápido. Hay gente a la que un reseteo le viene muy bien, pero a otra no tanto. No nos podemos dejar llevar y volver de la mejor manera posible. A priori no se puede saber porque esto no se ha vivido nunca. Hay que ir con precaución. No sabemos si los que vengan del Mundial lo harán mejor por no haber parado o si llegarán más cansados», desliza.