La primera fase de la reforma se hizo el pasado verano. | Jaume Morey

La segunda fase de la remodelación del Visit Mallorca Estadio, la construcción del Fondo Norte prevista para este verano, está en el aire ya que el Ajuntament de Palma no quiere dar la licencia de obras hasta no tener claro que normativa tiene que aplicarse en la obras. La problemática surgió este martes durante la gerencia de Urbanisme a preguntas del regidor del PP, Julio Martínez, y se refiere a la disposición de los pasillos del futuro fondo norte.

Cabe recordar, en este sentido, que actualmente hay dos normativas en vigor que regulan las nuevas construcciones en grandes espacios como es el estadio del RCD Mallorca en relación con las evacuaciones y los peligros de incendio. El primero es el reglamento de espectáculos, del año 1982, que establece que tiene que haber un pasillo cada doce filas y otro posterior, el código técnico de edificaciones, del año 2006, que dice que basta que haya un pasillo cada 20 filas. Esto es así porque antes los aficionados en los fondos estaban de pie y ahora están sentados. Ambas normativas están en vigor y se contradicen.

Noticias relacionadas

El problema principal es que el Mallorca ha presentado un proyecto con la normativa nueva de un pasillo cada 20 filas, «como se ha hecho en todos los nuevos estadios que se han construido en los últimos años», según confirman fuentes del club, pero el técnico de los bomberos que participa en la gerencia de Urbanisme defendió la tesis de que el reglamento de espectáculos está por encima del código técnico y que, por lo tanto, Cort no podía dar la licencia con el proyecto actual.

Ante la duda, y para curarse en salud, el Ajuntament ha decidido solicitar apoyo a la JAIB, la Junta de Actividades de las Islas Baleares que será quien decida que normativa se tiene que aplicar.
Si el organismo del Govern determina que hay que aplicar el reglamento del año 82 el Mallorca tendrá que reformar su proyecto para poner pasillos cada doce filas y se corre el riesgo de que las obras no se puedan comenzar este verano. Desde el club aseguran que necesitan saberlo cuanto antes y la regidora de Urbanisme, Neus Truyol, que trabajan con el Mallorca para dar la licencia de obras «lo antes posible».