Javier Aguirre, técnico mexicano del Real Mallorca. | Carlos Román

3

Casi tres meses después, Javier Aguirre ha hablado. El entrenador del Mallorca comparecía este domingo ante los medios en Son Moix para analizar el primer partido de Liga de su equipo, contra el Athletic, y dejar algunas pistas de lo que se verá este lunes en San Mamés. El mexicano ha reconocido que faltan todavía algunos refuerzos por llegar y otros futbolistas por marcharse y ha esbozado parte del once que alineará en Bilbao, donde confía en que el equipo muestre su mejor cara. «Llegamos motivados», subrayaba.

Aguirre ha confirmado que no podrá contar en esta primera jornada con Ángel Rodríguez, con molestias en la rodilla, ni con Greif, Amath y Galarreta, y que la baja de estos últimos se prolongará todavía durante unos meses. En el caso del portero eslovaco, se encuentra en su país tratándose de un problema en la cadera que «ya ha sido detectado». Un asunto resuelto, en cualquier caso, con la presencia de Rajkovic (será titular contra el Athletic), Leo Román y Pere Joan, portero del filial. Con quien sí podría contar ya el técnico es con Franco Russo, recuperado de los problemas que arrastraba.

Antes de repasar el encuentro en Bilbao, Aguirre también confirmaba que no cuenta para esta temporada con Álex Alegría ni con Jordi Mboula, a quienes les ha comunicado, directamente y «a la cara», su decisión. El caso contrario es el de Lago Junior y Braian Cufré, dos futbolistas a los que el entrenador bermellón considera como «nuevos fichajes». «No miro el pasado. Creo en ellos y que pueden aportar», explicaba.

El Vasco cree que el Mallorca debe «intentar sumar desde el minuto uno para no sufrir la angustia del año pasado». «Somos de Primera por muchas cosas y queremos que sea así durante mucho tiempo. Empieza la Liga y no hay favoritos, es un torneo muy igualado. Estamos para pelear con todos, luego ya veremos. Pero hay que competir siempre», destacaba.

Aguirre sabe que al Mallorca le espera «un comienzo complicado» en Bilbao. «Conozco bien a Ernesto (Valverde) y será complicadísmo, duro de principio a fin. En su campo se dejan la piel y podemos sufrir. Quiero que mi equipo dé la cara, que se atreva y que no se esconda. Los tres primeros partidos serán muy difíciles pero confiamos en nuestras posibilidades. Hay armonía en el vestidor. Y tenemos que recuperar a los lesionados, más los refuerzos que faltan. Soy optimista».

Con respecto a los fichajes, el mexicano asegura que la dirección deportiva del club tiene desde el pasado mes de mayo la lista de necesidades de la plantilla y que ésta ha sido «parcialmente cubierta». De momento, valora positivamente el refuerzo de Copete, al que cataloga como «una agradable sorpresa», y espera, además, que dos de los jugadores con los que trabaja estos días den un paso al frente por la calidad que atesoran: Grenier y Kang In Lee. Ambos serán titulares contra el Athletic.