Imagen del entrenador del Real Mallorca, Javier Aguirre. | Agencias

4

El Mallorca y los 19 clubes con los que comparte alojamiento en el ático del fútbol español han puesto en marcha la cuenta atrás. Este viernes por la noche noche, en Pamplona —el mismo lugar en el que el conjunto bermellón se agarró a la categoría de forma agónica a finales de mayo—, empieza una Liga que ha dividido su primer fascículo en cuatro tandas. Comienza una caminata de diez meses con un dilatado parón en el que habrá que encajar el Mundial, que lo hará todo distinto y especial. Para el Mallorca, que llevaba desde 2016 sin enganchar dos cursos consecutivos sobre el mismo escalón, la ruta empezará cuesta arriba. Los baleares, que no se mueven mal en las inauguraciones de campeonato —la última vez que cayeron en la primera jornada en Primera fue en 2008— visitan esta vez unas aguas en las que tienden a ahogarse. Entre Liga y Copa, acumulan entre sus muros seis derrotas seguidas. Un malestar que ni siquiera aliviaron al visitar al filial vizcaíno en Segunda.

Corrientes

Lo cierto es que en Bilbao se van a cruzar varias corrientes opuestas. La última vez que el Mallorca dobló la rodilla en la primera función de la Liga fue en 2008, cuando acudió a Mestalla con Gregorio Manzano al volante (3-0). Desde entonces, siempre ha recogido algo. Solo en esta última etapa, ganó al Eibar (2-1) con Vicente Moreno y empató contra el Betis con Luis García Plaza (1-1). Ahora le tocará hacer las maletas para intentar conquistar un terreno del que escapó porúltima vez con los bolsillos llenos en mayo de 2010, gracias a los goles del Chori Castro, Nunes y Aduriz (1-3). A partir de ahí ha sufrido cinco derrotas en partidos de Liga y otra en una eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey (2014). La temporada pasada, sin ir más lejos, contabilizó en San Mamés su primer patinazo tras tres jornadas en las que reunió siete puntos. Los goles de Vivian e Iñaki Williams le mandaron a la lona (2-0).

Javier Aguirre

Será la primera vez que el Mallorca descorche una Liga con Javier Aguirre a los mandos y al mexicano tampoco se le dan mal los primeros pasos. Solo ha perdido dos veces en ese fecha marcada, una como técnico del Atlético y otra con el Zaragoza. En ambas, el adversario que estaba enfrente era el Real Madrid.

De cara al partido del lunes (17.30 horas, GOL), al Athletic también le sonríe la estadística. Los leones lograron la victoria en las dos últimas ocasiones en la que iniciaron la competición en su centro de operaciones. En la temporada 2018-2019, con Eduardo Berizzo en el banquillo, el equipo rojiblanco se estrenó con triunfo frente al Leganés (2-1); y en la 2019-2020, ya con Gaizka Garitano, venció por 1-0 al Barça de Ernesto Valverde con el recordado gol de tijera de Aritz Aduriz, el último de la carrera del legendario delantero donostiarra. En las dos últimas campañas el Athletic comenzó la temporada lejos de Bilbao y no consiguió ganar ni en la 2020-2021, cuando perdió en Granada (2-0), ni el pasado curso el Elche, donde solo pudo sacar un punto a través de un empate sin goles.