Matthew Hoppe posa con la camiseta del Boro, el equipo en el que jugará las cuatro próximas temporadas. | @Boro

Matthew Hoppe ya no es jugador del Mallorca. El delantero ha sido traspasado oficialmente al Middlesbrough, de la segunda categoría del fútbol inglés, con el que ha firmado para las cuatro próximas temporadas. El internacional estadounidense deja Son Moix un año después de su llegada y tras jugar solo cinco partidos de Liga como bermellón y participar en otros dos de la Copa del Rey. Según los medios britanicos, la operación se ha cerrado por algo más de 2,5 millones de libras y el club balear se asegura una parte de la plusvalía de un posible traspaso.

Hoppe, de 21 años, era uno de los futbolistas descartados para la temporada que viene y el entrendor bermellón, Javier Aguirre, ni siquiera había contado con él durante los últimos amistosos de la pretemporada. Reclutado en 2021 por una suma importante (más de tres millones de euros) procedente del Schalke, con el que había descendido a la segunda división alemana, el californiano fue una de las mayores decepciones del curso pasado. No convenció a Luis García Plaza, con el que solo fue titular en una ocasión (con motivo de la visita al Santiago Bernabéu), ni a Javier Aguirre, que solo lo utilizó de manera testimonial al final del partido contra el Barcelona en el Camp Nou. En total, se marcha después de vestir la camiseta durante 129 minutos repartidos en cinco partidos.

La salida de Hoppe, que se une a las de Reina y Febas (Málaga), Brian Oliván (Espanyol), Salva Sevilla y Sedlar (Alavés) y Joan Sastre (PAOK), debería permitir al club hacer más movimientos en el mercado, especialmente para reforzar las posiciones de ataque. Mientras tanto, el club aún deberá resolver las salidas de Jordi Mboula o Álex Alegría.