Rodrigo Battaglia, centrocampista del Mallorca, este miércoles, en el estadio de Son Moix. | Carlos Román

0

Rodrigo Battaglia espera ansioso a que empiece a rodar la pelota. El centrocampista argentino del Mallorca, uno de los cuatro fichajes que ha cerrado el club durante el verano, asegura que el equipo «está muy bien enfocado» en el partido del próximo lunes en San Mamés y confía en sufrir menos que la temporada anterior, en la que él jugó un papel clave durante los últimos partidos. «Nos espera un inicio de Liga difícil, en un estadio complicado», destacaba este miércoles el futbolista bermellón. «Pero estamos entrenando para llegar de la mejor manera posible», añadía.

Battaglia admite que ha tenido un verano complejo. Desde el momento que acabó el curso anterior ya sabía que no continuaría en el Sporting de Portugal pese a que le quedaba todavía un año de contrato en Lisboa, aunque su regreso al Mallorca no se concretó hasta hace unas semanas, ya con la pretemporada avanzada. «No ha sido un verano relajado», explicaba. «A partir de ahí, arranqué a pensar con mi familia en el futuro. Al final fue una decisión feliz».

Sobre el Athletic, primer rival del Mallorca en la Liga, Battaglia advierte de su potencial. «Tenemos que jugar contra todos. Es un equipo durísimo, con buenos jugadores y en su cancha siempre hay mucho mucho ambiente. Nos enfocamos en nosotros mismos, trabajando bien y afilando aún algunas cosas. Hay un grupo bárbaro y estamos muy ilusionados para tratar de no sufrir tanto. Sabemos que el inicio es muy importante para agarrar sensaciones y pulir cosas. Los inicios son siempre importantes. Por eso vamos a afrontarlo con la máxima responsabilidad y compromiso».

El centrocampista también reconoce que Javier Aguirre ha sido fundamental para su vuelta al club, ahora en propiedad hasta 2024. «Ha tenido muchísima importancia. Me dio mucha confianza en los últimos partidos», subrayaba. Acerca de la posición que ocupará en la pizarra del mexicano, Battaglia lo tiene claro. «Es un puesto en el que intentamos estar equilibrados, ya que, jugando así, al tener el balón hay que tener siempre la opción. Hemos hecho buenos partidos de pretemporada y resultados positivos». En esa dirección, añadía que «es importante que se pudiera mantener bastante el grupo. La base termina siendo muy parecida a la anterior y eso ayuda bastante al grupo. Tenemos clara la idea de juego y ahora hay que afinar algunos detalles. Podemos hacer una gran temporada y ojalá así sea».