Imagen del estadio, previa al inicio de la reforma.

El acuerdo publicitario entre el Consell y el Mallorca que permitirá al club balear cobrar 1.815.000 euros para mantener el nombre de Visit Mallorca Estadi en Son Moix ha sido aprobado este miércoles con once votos a favor y otros cuatro en contra (Podemos, Més per Mallorca y el Grupo Mixto). El convenio también cuenta con el respaldo del Govern y del Ajuntament de Palma. De hecho, una parte de la cantidad pactada, 750.000 euros, serán aportada este mismo año por parte del Consell mientras que la próxima campaña serán el Ejecutivo autonómico y Cort quienes se hagan cargo de la aportación.

Noticias relacionadas

La aportación ha generado una división entre los partidos del Pacte y numerosas reacciones entre el resto de las formaciones. Este miércoles eran El Pi, a través de su portavoz en el Consell, Xisca Mora, y el grupo Ciudadanos, por medio de un comunicado, quienes valoraban positivamente el acuerdo por la repercusión que tendrá y por su efecto positivo en «la desestacionalización, con promoción turística a través del patrocinio de eventos deportivos».

«Es un buen acuerdo para Mallorca y una oportunidad que nos permite aprovechar el altavoz que implica tener un equipo de primera división que genera un impacto diferencial sobre otros destinos turísticos y utilizar de un deporte de alto nivel como es el fútbol como canal para explicar que queremos trabajar para un turismo deportivo, de calidad, desestacionalizador, más allá del sol y playa, centrado en los meses de verano», ha expresado el conseller de Transició, Turisme i Esports, Andreu Sierra, una vez aprobado el acuerdo. «Además, es importante porque el acuerdo va más allá de una sola acción y de la denominación del estadio, es un conjunto de acciones para llevar a cabo durante toda la temporada 22-23 y que asocia la isla a la alta competición y acontecimientos deportivos». Serra ha apuntado también que de esta manera también se da apoyo al club deportivo isleño a través de la fórmula del patrocinio, una colaboración público-privada habitual entre las instituciones y clubs deportivos que contribuye a crear referentes en deportes y a potenciar la práctica deportiva, con un retorno mediático de la imagen patrocinada, que en el caso del RCD Mallorca es muy elevado.