El entrenador del Mallorca, Luis García Plaza. | Kai FORSTERLING

6

El entrenador del Mallorca, Luis García Plaza, aseguró tras empatar este sábado en Mestalla que está «satisfecho» por el trabajo de sus jugadores, «jodido» por haber dejado escapar dos puntos en la prolongación e «indignado» por el trato del árbitro a su equipo.

«Creo que es un colegiado maravilloso, pero hoy no ha estado acertado y todas las jugadas dudosas han ido en contra nuestra. Creo que dentro del campo a mis jugadores se les ha tratado como a un equipo inferior», señaló en la rueda de prensa posterior al choque.

García Plaza analizó la expulsión de Kang In Lee al poco de iniciarse la segunda parte y desveló que en el descanso le había avisado de que le iba a cambiar poco después de la reanudación.

«Le había dicho que lo iba a cambiar en el minuto 15 y que como tenía una tarjeta amarilla no hiciera nada. Puede que me equivocara yo, podía habernos dado el 0-3 o podía pasar lo que pasó», apuntó.

«Venir y empatar es un buen resultado, pero después de jugar tan bien, ahora podíamos estar con quince puntos. Estamos felices, pero estaríamos mucho más felices así», señaló en referencia al punto perdido también en el campo de la Real Sociedad en la pasada jornada en la que tampoco supieron gestionar el final del choque.

«Somos un equipo joven e inexperto y nos falta un poco de eso. Tenemos una juventud que nos da desparpajo, pero nos da también esto», apuntó el técnico, que dijo que José Bordalás ha «transmitido» al Valencia «un corazón que se nota dentro del campo».