La actuación de Reina fue clave en el choque ante el Levante. | Miquel Àngel Borràs

4

Los compromisos de las selecciones internacionales dividen el calendario en tramos y ahora toca afrontar el segundo alto en el camino para regresar ya la próxima semana. Son parones que pueden ser interminables dependiendo del último resultado y afortunadamente el Mallorca vuelve a frenar tras otro triunfo en Primera. La victoria frente al Levante llega cuando más la necesitaba el equipo. Antes del primer parón el once de Luis García se detuvo tras ganar también por la mínima al Espanyol. Eso sí, después llegó una travesía de cuatro partidos sin vencer. Cayó ante el Athletic, Real Madrid y Osasuna y sacó un punto frente al Villarreal. El triunfo ante el conjunto granota permite ahora situar el nombre del equipo bermellón en la zona templada de la tabla a la espera de que se reanude la competición.

En esos momentos mirar más allá del partido del domingo es poco prudente y más que nunca hay que ir jornada a jornada. Pero el calendario se empina con choques comprometidos contra Real Sociedad, Valencia y Sevilla. Por eso era tan importante el choque del pasado sábado y sacar los tres puntos era sencillamente fundamental. Se consiguieron y ahora se puede afrontar el nuevo tramo de la competición con el lógico sufrimiento de cada partido y con un colchón de puntos que da cierta capacidad de maniobra. Además este alto en la competición va a servir también para que Luis García Plaza pueda tratar de recuperar a futbolistas que en esta fase del torneo no han estado a sus disposición. Russo ya regresó el pasado domingo y resta por ver si durante estos quince días, Antonio Raíllo podrá ser de nuevo de la partida. Es fundamental recuperar al cordobés porque su presencia y capacidad de liderazgo atrás es muy importante para el Mallorca.

Sin desmerecer el trabajo de Valjent, Russo y el propio Oliván, lo cierto es que el cordobés es un jugador decisivo para dar solidez a la zaga.

Quien no parece que pueda estar es Take Kubo. Existe una nebulosa sobre su dolencia en la rodilla, pero lo cierto es que el jugador sigue necesitando muletas y como dijo el entrenador su regreso va para largo. Maffeo y Jaume Costa también tendrán oportunidad de ir recuperándose del esfuerzo del pasado sábado y estar en buenas condiciones con vistas al choque ante la Real.

Más que nunca el parón le viene bien al Mallorca porque más allá de que ahora ha recuperado buenas sensaciones, lo cierto es que han sido tantos los problemas de lesiones que detenerse ahora es bueno para el equipo.

Además existe un factor añadido y es la mala racha que siguen protagonizando los equipos de abajo y que se prolonga en el tiempo.

Esta circunstancia también es beneficiosa para el Mallorca, que hasta el momento se está mostrando mucho más regular que Alavés, Getafe y Granada —el único en ganar de la zona baja— de ahí que gracias a su puntuación pueda situarse en el vagón del centro.

Paso enorme

Luis García ya indicó que cada punto y cada triunfo es un paso enorme para los mallorquinistas y tiene además un valor doble por los repetidos traspiés de los rivales situados en la zona baja de la clasificación.

El equipo ante el Levante permitió ver de nuevo a un Mallorca ambicioso, que fue capaz de ir recuperando terreno poco a poco a medida que pasaba el partido. El rival se vio superado por el once balear, que fue capaz de marcar y además mantener la portería a cero gracias al acierto de Manolo Reina.

El entrenador recuperó al guardameta malagueño tras la derrota en Madrid y situar a Greif contra Osasuna. El pasado sábado el portero de Villanueva del Trabuco alternó un error que pudo costar un gol con un acierto que permitió al equipo rojillo sumar tres puntos de oro a estas alturas de curso.

El apunte

Cinco partidos y otro frenazo

La competición se reanudará el 16 de octubre y el Mallorca jugará cinco partidos antes de otro parón. Real Sociedad, Valencia, Sevilla, Cádiz y Elche serán sus rivales. Posteriormente tras el encuentro ante el equipo ilicitano la competición volverá a detenerse el fin de semana del 13 y 14 de noviembre y se reanudará el 21 en el partido contra el Rayo. Se hace realmente muy difícil tomar velocidad de crucero.