Momento de tensión entre los jugadores y los banquillos. | M.A.BORRÀS

3

«A veces la tensión lleva a equivocarnos. Lamento lo sucedido, tomo nota y seguro que voy a aprender...». Este tuiter de Pablo Maffeo, horas después de que finalizara el encuentro, resume el estado de alta tensión que se generó en el encuentro y que alcanzó su cénit en el túnel de vestuarios una vez que el colegiado señaló el final de la primera parte.

En el descanso se desató la polémica. El periodista de Movistar, Fabio Ingoglia, que se encontraba en la zona donde se produjeron los hechos, indicó en su tuiter que la bronca se inició al manifestar Maffeo al entrenador del Levante, Paco López, que se callara «porque te quedan dos días», se supone que en el banquillo debido a los malos resultados.

Horas después Maffeo pidió disculpas por unos hechos que provocaron el altercado. Una vez finalizado el encuentro y en rueda de prensa, el técnico del Levante rechazó hablar del tema. «No diré nunca las cosas que pasan en los campos, se han de quedar ahí. Hay mucha urgencia, exigencias y todos quieren ganar, es así de simple», señaló el entrenador de Silla.

Luis García Plaza también se refirió a la polémica cuando le preguntaron por lo que, supuestamente, había dicho su futbolista: «Hay que tener cuidado con lo que afirma; no digo que sea o no cierto; algo habrá pasado por todo lo que se montó, y si alguno de mis jugadores ha dicho algo le regañaré», aseguró. El colegiado se refirió al incidente en el acta arbitral: «En el minuto 45 el técnico Lopez Fernandez, Antonio fue expulsado por el siguiente motivo: Una vez finalizada la primera parte esperó entre la zona de banquillos a un jugador adversario, increpándole de forma reiterada y agresiva teniendo que ser sujetado por numerosos miembros del equipo».