Dominik Greif debutó este domingo como jugador del Real Mallorca. | Miquel Àngel Borràs

4

No fue el debut soñado. Tampoco ofreció su mejor versión. El portero Dominik Greif disputó su primer encuentro oficial como jugador del Mallorca en una tarde en la que encajó tres goles y donde no mejoró a Reina. Resulta poco prudente llevar a cabo análisis precipitados por un partido y seguro que el eslovaco tiene virtudes que este domingo no supo o no pudo explotar.

Excesivamente nervioso, Greif no exhibió su mejor versión y sacó a relucir demasiado sus sombras. En el minuto 2 hizo vista ante un disparo desde la media luna de Oier. Si el balón va a puerta es gol porque la dirección que tomó era muy ajustada al palo y el guardameta se había ido arrinconando hacia la línea de gol. Poco después fue Cote quien volvió a tirar desde más lejos si cabe para sorprenderle. Es cierto que la defensa apenas creó pantalla para proteger a su portero, y si bien este llegó a tocar el balón, el esférico iba muy bien dirigido y fuerte. Puede ocurrir. A los doce minutos respondió bien ante un disparo de Moncayola mandando un balón fuera y durante el primer tiempo apenas entró en juego, aunque hubo espacio para verle dudar. Concretamente fue en un lanzamiento de banda de Areso que envió el balón al interior del área pequeña y no fue capaz ni de salir ni de evitar el peligro que supuso ver la pelota transitar por la zona letal. También en esta primera parte se le vio dudar en la salida de balón y con la pelota en los pies, de una parte eligiendo mal el inicio de la jugada y la rectificación posterior. En la segunda la primera que tuvo el Osasuna la clavó. Iñigo Pérez envió el balón donde no llega ni Greif ni nadie, aunque lo cierto es que el portero estaba muy cerca del poste hacia donde el jugador de Osasuna dirigió el balón.

Otro remate desde el interior del área pequeña de Javi Martínez en una nueva indecisión de la defensa, terminó por ejecutar un debut mas agrio que dulce. El futbolista habló al término del encuentro para los medios oficiales del club. «Ha sido un partido complicado.

En la segunda parte estábamos todos muy cansados por el calor. Hemos estado a punto de conseguir el empate por el penalti, pero el VAR lo ha anulado. Nunca sabes lo que va a pasar ahora que está el VAR», declaró el futbolista, que también indicó que no fue el debut esperado.

Ahora resta por comprobar qué hará Luis García de cara a los próximos encuentros, concretamente con vistas al choque ante el Levante el sábado que viene a las 16:15 horas.
La otra cara de la noticia estuvo en el banquillo con Manolo Reina. Luis García indicó que debía encontrar un momento para ver en acción a Greif, pero lo curioso es que llegue ese instante después de los seis goles que el malagueño recibió en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. El entrenador no condicionó su decisión a lo sucedido el miércoles, pero lo cierto es que en el tiempo así fue. Por ahora la sombra de Reina es alargada.