Los jugadores del RCD Mallorca celebran el gol marcado por su compañero Fernando Niño al Osasuna durante su partido de LaLiga disputado este domingo en Palma de Mallorca. | Cati Cladera

7

Luis García Plaza, entrenador del Real Mallorca, manifestó al final del encuentro que la derrota ante Osasuna es injusta y que el equipo «no merecía perder». Respecto al penalti no señalado por un fuera de juego previo, el técnico se preguntó. «¿Hasta cuándo tiene que revisarse una acción, no sé, lo que hay que aclarar son los criterios la pregunta es hasta cuándo se extiende esa revisión. Pero no se puede hacer nada, la acción se anuló y punto».

Sobre el encuentro, el técnico dijo: «Ha sido un partido que la primer parte puede terminar cuatro a cuatro y en la segunda llevamos el encuentro donde lo teníamos que llevar y en un libre directo te la meten por la escuadra y eso es Primera y en Segunda no pasa. Eso es la calidad de los jugadores, a partir de ahí no recuerdo ningún acercamiento de Osasuna hasta el final, llegan una vez, hay un regote y marcan. Tenemos que valorar el momento en que estamos, con muchos problemas. Esperemos que podamos recuperar a futbolistas, quería hacer cambios, pero no podía porque había que esperar al final. Joan llevaba noventa minutos en el Bernabéu, Valjent igual y el equipo necesitaba un pelín de refresco, pero no podía», manifestó.

Sobre el cambio de portero, el técnico explicó que era una situación que venía valorando desde hacía tiempo: «Es un componente más de la plantilla y he decido probarlo, nada más. A lo mejor el año pasado no lo veía claro, pero en mi época de Levante jugaban Munúa y Manolo. Es un fichaje que hemos hecho, tenemos que verle y no hay ninguna vuelta que darle ni nada, si no lo diría. Ya me conocéis yo no me escondo. Pensé que tenía que jugar y nada más. Si ganas es una anécdota y si se pierde se busca más. Es un portero más y por las malas suerte no ha podido participar en pretemporada y contra el Levante igual sigue Greif o vuelve Reina» manifestó al respecto al guardameta. Sobre los goles recibidos y el trabajo defensivo, el entrenador fue tajante: «El primer gol es un tiro de 20 metros no sé qué entendimiento puede haber o dejar de haber, el segundo un tiro por la escuadra. Tiene que haber fallos y estamos jugando con un lateral del central y eso es así», incidió.

Preguntado por Take Kubo y su problema en la rodilla, el entrenador indicó que «tiene un problema en la rodilla y estará un tiempo fuera, no es muy grave. Volverá cuando me lo digan los médicos, acostumbraros a que estará un tiempo fuera. Otro más, es una situación complicada. Quien confío en recuperar es a Russo, pero los demás necesitan tiempo. No es fácil afrontar la Primera con tantas bajas», declaró.

Sobre la valoración del partido en sí y la nueva lesión de Fer Niño, el técnico dijo: «Se le ha enganchado el gemelo y se le quedó arriba y no bajaba. Respecto al partido los dos equipos hemos estado muy bien en ataque, en la primera parte, en el arranque, nos han superado, al final hemos estado muy bien y tras el descanso llegábamos mejor que ellos al final. Ha sido un partido muy igualado y el que acierta gana. Por momentos ellos han sido mejores y por momentos nosotros».

«Es un momento duro porque no es lógico lo que nos está pasando, pierdo al central titular, a su suplente y al suplente del suplente. Nos pasan cosas complicadas y todo esto afecta, se junta a la derrota del otro día y el fútbol tiene esas cosas, entras en esa dinámica de lesiones y ese detalle de lesiones se vuelve en contra. Hoy es un partido que no merecemos perder y ahora hay que solventar esa racha y esperemos que desde el día de Levante y para toda la Liga podamos recuperar a los jugadores».

En relación al escenario actual después de siete jornadas, Luis García subrayó: «El del Madrid no podemos contarlo a la hora de contabilizar los goles. La situación del equipo es complicada, no hablo de clasificación. Antes de iniciar la Liga pensábamos que alguna vez durante el año estaríamos en este escenario y hay que saber convivir con ello. La salvación la vamos a conseguir a base de pelear y de sufrir y pasaremos rachas malas, no solo nosotros, todos los que están en esa zona de ocho últimos. Suele pasar. El equipo está con ganas de entrenar y preparar el partido y con ganas de revertir. Hay que estar muy juntos y confío en ganar el próximo partido y dar un paso adelante. Al margen del encuentro ante el Madrid el equipo ha competido, pero no vamos a salir ahí y borrar a nadie del mapa. Espero no estar nunca en posición de descenso, pero si estamos hay que pelear y seguir y seguir. Debemos estar juntos, trabajar, corregir errores, recuperar gente y tirar hacia adelante», concluyó.