Imagen de Take Kubo llegando con muletas al hotel. | Koldo Alonso

2

La imagen de Take Kubo en muletas entrando la noche del martes en el hotel de concentración del Real Mallorca en Madrid, tras la humillante derrota (6-1) sufrida en el Santiago Bernabéu, ha encendido todas las alarmas. El futbolista japonés fue sustituido al descanso del encuentro tras un golpe en la rodilla, según desveló el propio entrenador al término del encuentro. Sin embargo, cuando Kubo apareció con las muletas para subir las escaleras y acceder al hotel, ha provocado que la luz de alarma se encienda por todo el mallorquinismo.

Hasta el momento se desconoce el alcance de la lesión, aunque a día de hoy parece poco probable que Kubo pueda estar a disposición de Luis García Plaza de cara al choque que el Mallorca disputará el próximo domingo en Son Moix (14.00 horas) ante Osasuna.

Si se confirma su ausencia, el jugador nipón se sumaría a la enorme lista de bajas que actualmente presenta el grupo balear. Cabe recordar que los defensas Pablo Maffeo, Antonio Raíllo, Franco Russo y Aleksander Sedlar, además del centrocampista Iñigo Ruiz de Galarreta y del delantero Ángel, causaron baja para medirse al líder por diferentes molestias. Y que, según desveló el técnico madrileño, es poco probable que recupere a alguno de ellos para el próximo compromiso liguero.

El Mallorca sufrió este martes en el Bernabéu su derrota más abultada en Primera División en los últimos 33 años, en concreto desde 1988, cuando sufrió un 7-0 ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón.