Los técnicos Carlo Ancelotti y Luis García Plaza serán rivales este miércoles en Madrid. | Agencias

2

El Mallorca llama de nuevo a las puertas de Chamartín con sus peores intenciones. Como hace casi dos años, el equipo balear fantasea con la idea de provocarle al Madrid la primera caída de la temporada. En aquella ocasión, la penúltima en la que se han mirado a los ojos (19 de octubre de 2019), los dos equipos se enfrentaban en Son Moix en unas condiciones muy similares a las actuales; con los bermellones aclimatándose a la categoría tras el ascenso y los blancos acampados sobre la cumbre de la Liga.

Un pulso desigual que contra todo pronóstico tardó solo siete minutos en saltar por los aires. Concretamente, el tiempo que necesitó Lago Junior para liberarse de la pegajosa sombra de Odriozola —luego el lateral donostiarra acabaría expulsado— con un recorte hacia al interior y someter después a Courtois con un disparo inalcanzable al palo contrario. La escuadra merengue, invicta hasta ese momento, ya no reaccionó y acabó firmando ese día la primera derrota de la campaña.

Terreno desconocido

Entre ese partido y el que está por venir hay muchos paralelismos, aunque también diferencias notables. Empezando por los banquillos, que se han renovado en los dos bandos, y siguiendo por el escenario, un territorio desconocido para la mayoría de los integrantes de la plantilla del Real Mallorca, que jugaron en Valdebebas y a puerta cerrada el partido de la segunda vuelta de aquella campaña.

Real Madrid - Mallorca, un pulso a la lógica
Noticias relacionadas

De hecho, solo hay seis futbolistas rojinegros que hayan actuado en el Bernabéu y dos de ellos están en la lista de bajas. Se trata de Jaume Costa (Villarreal), Manolo Reina (Levante), Salva Sevilla (Betis y Espanyol), Pablo Maffeo (Girona y Huesca), Amath Ndiaye (Getafe) y Ángel Rodríguez (Levante, Eibar y Getafe), los únicos que junto a Luis García Plaza conocen el terreno que van a pisar.

De ese selecto grupo solo hay uno que conozca la receta para ganar en el Bernabéu: Jaume Costa. El veterano lateral valenciano, que se estrenó el otro día con el Mallorca en partido oficial, ganó en el campo del Real Madrid en enero de 2018 defendiendo la camiseta del Villarreal (0-1). Otro de los miembros del plantel que han derrotado al conjunto blanco en su propio domicilio es el argentino Rodrigo Battaglia, que lo lograba la temporada pasada con el Alavés (1-2). Sin embargo, el partido no se jugó en Chamartín, sino en el Alfredo di Stéfano.

Vinicius Jr. no le quita el sueño a Luis García Plaza

Luis García Plaza también sabe lo que es ganar al cuadro merengue, aunque ejerciendo como local. La primera fue en la Copa, con el Levante (2-0) y en una eliminatoria que ya estaba sentenciada para los blancos. Y la segunda a los mandos del Getafe, derrotando por la mínima al Real Madrid de Mourinho (2-1). En cualquier caso, el técnico bermellón ha perdido en las cinco ocasiones en las que ha visitado el Bernabéu y encajó entre sus paredes una de las derrotas más amplias de toda su carrera: 8-0 con el Levante en la Copa.