Alexander Sedlar controla un balón durante un partido con el Mallorca. | Efe

1

Aleksandar Sedlar se perfila como titular este próximo sábado en San Mamés. El serbio ocupará una de las vacantes que van a dejar libres Russo o Raíllo porque a día de hoy es difícil que los dos centrales puedan ser de la partida ante el Athletic Club de Bilbao. Cuando uno fallá ahí está Sedlar, pero también lo está cuando en la sala de máquinas se abre alguna vía de agua en forma de lesión o sanción. Es cierto que ahora se ha engrasado la zona ancha con la legada de Battaglia. Junto a éste, Baba, Salva y Galarreta hacen difícil que el serbio pueda volver a tener tanto protagonismo en la sala de máquinas, pero aún así se trata de un jugador que va acumulando minutos. Es un secundario principal, un hombre que siempre está ahí para resolver algún que otro problema.

Generalmente no está llamado a ocupar un rol de futbolista titular, pero desde su llegada en 2029 ha ido poco a poco tomando más protagonsimo, aunque este se ha incrementado desde la llegada de Luis García. Su papel de central le ve relegado al banquillo en caso de que Raíllo y Valjent estén bien. Ambos son dos jugadores superlativos y es difícil sentarlos. Pero cuando las lesiones aparecen, ahí está Sedlar. Cuando las tarjetas castigan, ahí está Sedlar y este sábado en San mamés, ahí estará Sedlar. No es un portento técnico, pero es trabajador, incisivo, valiente y por momentos hasta descarado. No se esconde y si consigue tener algo más de templanza y capacidad de gestionar la salida de balón podrá llegar a dar un giro radical a su fútbol. Sin embargo, da pasos adelante continuamente y por eso Luis García confía en él.

Su principal lunar son las tarjetas, demasiadas. El pasado curso vio seis y eso en un jugador que no tiene continuidad en el once y que sale a resolver problemas, en ocasiones lo que puede llegar a hacer es generar uno.

Confianza

Pese a todo Luis García sigue echando mano de él y estas semanas, más que nunca «vuelve a ser central», como dijo el propio entrenador del Mallorca en una reciente entrevista con este periódico.

Las molestias en el tobillo de Raíllo y la última lesión muscular de Russo pueden propiciar que la pareja Valjent-Sedlar sea protagonista no solo ante el Athletic, tal vez incluso en el próximo carrusel de partidos que tiene que disputar el equipo rojillo en las semanas venideras. Si hay jornadas para dar pasos hacia adelante por parte del serbio son estas porque tal vez pueda tener la continuidad que tanto le ha costado mantener desde su llegada a la Isla. San Mamés será una prueba de fuego.