El jugador mallorquinista Fer Niño (derecha, 9) celebra uno de sus goles con Yeremy Pino. | Efe

1

El delantero del Real Mallorca cedido por el Villarreal, Fer Niño, fue el autor de dos de los cuatro goles que la selección sub 21 anotó ante Rusia en el primer partido de clasificación para el Europeo 2023, en un encuentro en el que tuvo que remontar el tanto inicial de Agalarov. El ahora mallorquinista anotó el tanto del empate y consiguió el tercero y por lo tanto selló el camino hacia la tranquilidad.

El punta volvió a exhibir trazos de futbolista de gran calidad, combinando talento, chispa, pegada y furia, una mezcla letal para cualquier defensa. Procedente del Villarreal en los últimos días del mercado de fichajes, el delantero se estrenó como goleador vistiendo la camiseta del Mallorca nada más salir al campo en Mendizorroza y frente al Espanyol en Son Moix tuvo también oportunidades para poder ampliar su renta goleadora.

Ahora, cuando las dudas invaden de nuevo a la selección absoluta, Fer Niño y su compañero Yeremy, autor de dos goles también ante Rusia, empiezan a pisar con fuerza y a llamar insistentemente a la puerta de un Luis Enrique que no vive sus mejores horas como técnico del combinado nacional.

Inicialmente el delantero, hijo del también exmallorquinista Fernando Niño, es uno de los cuatro puntas de los que dispone en estos momentos el entrenador del Mallorca, Luis García Plaza. Angel, Abdón y Hoppe conforman una delantera que tanto por número como por variantes y calidad tiene que ayudar y mucho al equipo rojillo a consolidar su proyecto en Primera División. Niño es un valor seguro.

El apunte

Un futbolista de presente y un gran futuro

El Mallorca tiene una opción de compra sobre Fernando Niño, pero va a ser muy complicado que el Villarreal deje escapar a un jugador de la talla del delantero nacido en la Isla. Por el momento el club balear puede disfrutarlo durante toda esta temporada. Abdón, Angel y Hoppe completan el ataque rojillo.