Dani celebra el gol al Espanyol. | Miquel Àngel Llabrés

2

Las nuevas medidas dadas a conocer este miércoles por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas podrían permitir al Real Mallorca ampliar el aforo a partir de la quinta jornada de Liga en la que se medirá en Son Moix al Villarreal, aunque la decisión final depende ahora del Govern balear. Los estadios de LaLiga van a poder aumentar la entrada de público que pasará del 40% al 60 y por lo tanto se podría pasar en Son Moix de los 8.775 espectadores a prácticamente 13.000 seguidores en las gradas, una cifra considerable y que casi va a permitir que entren todos los aficionados que a día de hoy son abonados del club. El Mallorca cuenta en estos instantes con 14.500 socios, cifra que previsiblemente irá en aumento a medida que se continúen suavizando las condiciones para entrar en los estadios de fútbol.

Dependiendo de la evolución de los ciudadanos vacunados incluso se puede llegar a vaticinar que en el mes de octubre podrían llegar a entrar todos los abonados del Mallorca, aunque para que esto pueda ser una realidad hay que esperar a una nueva reunión de las autoridades a principios del próximo mes.

Calor en las gradas

En los dos primeros partidos de Liga disputados en Son Moix ante Betis y Espanyol el ambiente fue bueno y si bien quedaron entradas sin repartir, la afición demostró su entusiasmo por volver al campo y acompañar al equipo en todo momento.

A favor del Mallorca juega que en este primer fin de semana de septiembre no hay Liga por los compromisos de las selecciones y el siguiente juega fuera en San Mamés ante el Ahtletic Club.

Por lo tanto el siguiente encuetro en casa será contra el Villarreal el fin de semana del 19 de septiembre. Posteriormente el miércoles 22 jugará ante el Madrid y el 26 recibirá al Osasuna en Ciutat.

Dos partidos durante este mes de septiembre en Palma que darán paso a octubre previsiblemente con nuevas medidas y con más opciones de aumentar el aforo en los estadios de Primera y Segunda. Son muy buenas noticias tanto para el equipo como para la afición en un año donde será necesario más que nunca el apoyo desde la grada y que esta sea el jugador número doce que necesita el equipo para sacar los partidos adelante.

Durante estos próximos encuentros el club seguirá alternando la entrada de socios pares e impares en uno y otro encuentro. En caso de que se acerque el día del partido, por ejemplo ante el Villarreal y haya sobrante de entradas pares, entonces se dará la oportunidad los impares de que las aprovechen hasta fin de existencias. Esta iniciativa permitió una mejor entrada en el partido contra el Espanyol de esta última jornada en Palma.

Sin embargo, ya en el mes de septiembre, con las vacaciones finalizadas y la normalidad de nuevo asentada, se prevé que la entrada sea mayor a la de los dos primeros encuentros de agosto donde las circunstancias siempre suelen ser especiales. Hay ganas de fútbol entre los seguidores del club rojillo y más después de comprobar las prestaciones del equipo en estos primeros partidos de Liga. El conjunto de Luis García es sexto en estos momentos con siete puntos gracias a las dos victorias y un empate cosechado por el momento.