Los futbolistas del Mallorca se abrazan para celebrar un gol.

4

El Mallorca quiere hacerle un nudo al stage de pretemporada sin una sola mancha encima. El conjunto de Luis García Plaza apura el tramo central de su preparación y le dará forma esta tarde al último amistoso de su estadía en Benidorm enfrentándose en La Nucía a un Eibar con el que intercambió posiciones a finales de la temporada anterior (20.00 horas, Fibwi Live TV).

De momento, la escuadra de Luis García presenta un pleno en su tarjeta veraniega. Sin grandes alardes ni novedades demasiado profundas, el conjunto balear ha ido llenando el depósito y la despensa sin salirse del camino e imponiéndose por la mínima en todos los ensayos programados hasta el momento. Superó al Poblense con una diana salvadora de Valjent y más problemas de puntería de los previstos (0-1); derrotó al Cartagena con un golpe maestro de Salva Sevilla (1-0) y maniató al Ibiza en un derbi que se vio obligado a remontar después del golazo inicial de Ángel Rodado (2-1). Hoy tendrá delante a un Eibar que regresa a la categoría de plata tras siete campañas consecutivas entre los grandes y que es uno de los grandes candidatos a pelear por el ascenso a Primera División.

El Eibar ha ocupado el lugar que tenía el Besiktas en la agenda estival del Mallorca. En condiciones normales, los baleares se hubieran enfrentado esta tarde al conjunto turco, que en cambio decidió regresar a su país ante el aumento de casos de covid. Algo parecido le ocurrió al Eibar, que había reservado estas fechas para entrenarse en Kössen, el campamento habitual del Mallorca hasta hace una década. Como medida de prevención frente el empeoramiento de la situación pandémica y el repunte de contagios, los de Gaizka Garitano sustituyeron su estancia en el Tirol por una concentración en La Nucía y dos amistosos: el de este martes y el que disputarán el próximo fin de semana contra el cuadro local.

Uno de los reclamos del último partido de será la posibilidad de ver en acción a Juan Diego Molina, Stoichkov, que la semana pasada confirmó su traspaso al club armero después de un paso bastante discreto por el Mallorca. El gaditano pasó cedido dos de las tres temporadas que estuvo ligado a los de Son Moix (al Alcorcón y al Sabadell) y el pasado verano ya forzó su salida en busca de minutos y protagonismo.

Entre los nuevos rostros del Mallorca solo falta por ver en acción al portero eslovaco Dominik Greif, ya que tanto Jaume Costa como Ángel pudieron estrenarse en el encuentro anterior y Pablo Maffeo ha sido uno de los habituales en el costado derecho.