La afición del Real Mallorca ha desafiado a la lluvia y recibe a los jugadores del equipo de Luis García Plaza a su entrada al campo. | T. Ayuga

0

La afición del Real Mallorca ha desafiado a la lluvia y recibe a los jugadores del equipo de Luis García Plaza a su entrada al campo. Sin duda el mal tiempo ha impedido que sean más los aficionados que acudieran al estadio la hora y media antes de empezar el encuentro.

El conjunto bermellón ha subido ya a Primera División y ha llegado a los tres últimos encuentros de Liga con el ascenso en el bolsillo, circunstancia a la que no están acostumbrados los seguidores porque las nuevas generaciones nunca han vivido un ascenso de estas características sin sufrir hasta el último minuto.

Noticias relacionadas

El equipo y los 4.000 aficionados que van a poder reunirse dentro del campo llevarán a cabo una última celebración al término del encuentro ante el Zaragoza.