Vicente Moreno y Luis García Plaza, en una imagen captada en Son Moix. El Espanyol es líder con 70 puntos y el Mallorca le sigue de cerca con 68. Eso sí, el conjunto catalán tiene un presupuesto de 46 millones mientras que el Mallorca no llega a los 20 esta temporada. miquel àngel borrás. | M.A. Borràs

6

Ni en los mejores sueños de Vicente Moreno ni Luis García pasaba encontrarse hoy en el escenario actual. El conjunto blanquiazul es líder con 70 puntos y el Mallorca segundo con 68. El conjunto catalán se distancia a diez del Almería, que es tercero y el Mallorca a ocho. Y el lunes las diferencias pueden ser mayores si el once blanquiazul gana al Almería y los baleares no fallan en Castellón el sábado. Ambos equipos entendieron que sin puntos no hay paraíso y ahora, a falta de ocho semanas para que termine la temporada regular, las cuentas son saber en qué jornada se celebrará el ascenso.

En condiciones normales una aseveración de este tipo sería poco prudente, pero lo cierto es que la fiabilidad de este Mallorca es absoluta y junto al actual líder, domina sin problemas esta Liga total.

Como ejemplo de los históricos registros de ambos equipos basta con echar un vistazo a la pasada temporada cuando el Huesca ascendió sumando 70 puntos la última jornada. Ahora, a falta de ocho, el Espanyol ya suma este registro y el Mallorca está muy cerca de superarlo.

Desde que la temporada 95/96 se instauró la Liga de tres puntos, los ascensos han estado más cerca de los 80 que no de los 70 puntos. El Girona ascendió con esta última puntuación la temporada 16/17 de forma directa y el Deportivo lo hizo con 69 la temporada 13/14, es decir, uno más que el Mallorca en estos momentos. Estas cifras son de récord y si bien será difícil llegar a los 84 del Betis la temporada 14/15, la verdad es que el ritmo de sumar exhibido hasta ahora por los equipos de Vicente Moreno y García Plaza ha sido muy difícil de seguir por parte de Almería, Leganés y Sporting.

El punto de inflexión fue el partido que perdió el domingo el Almería en Zaragoza y que acompañado de los triunfos de Mallorca y Espanyol dejó un hueco con el tercero que se presume muy difícil de superar en esta última fase del curso. Además, si este lunes el Espanyol gana, la distancia sería ya inalcanzable. El equipo rojillo llega muy entero a este final de curso y con la mayoría de efectivos a disposición del entrenador, a excepción de Antonio Sánchez y Lago. Este aspecto es fundamental porque repartir esfuerzos ha sido clave durante este curso y seguramente lo será también este año. El club está ya preparado para el ascenso y gran parte de las renovaciones que ha llevado a cabo hasta la fecha están ya encaminadas a ir dando solidez al proyecto de la próxima temporada, con Luis García en el banquillo y con un bloque importante de jugadores que este curso luchan por regresar a Primera.

Se ve la luz al final del túnel, pero todavía quedan partidos por delante. La situación requiere de sangre fría y de seguir compitiendo al máximo.

Dos jornadas determinantes

Este fin de semana se disputará la jornada 35 en Segunda. El Mallorca abrirá el fuego el sábado a las 16:00 horas en Castellón mientras que Almería y Espanyol se enfrentarán el lunes (21:00 horas). De cara a la jornada 36 quien arrancará el carrusel de partidos por el ascenso será el Espanyol que recibirá el sábado a Las Palmas (18:15 h.). El domingo jugará el Mirandés y el Mallorca lo hará el lunes en Sabadell.