Imagen virtual de las habitaciones de la residencia que pretendía edificar el RCD Mallorca en sus intalaciones de Son Bibiloni. | Redacción Digital

20

La Comissió Insular d’Ordenació del Territori i Urbanisme ha resuelto denegar la solicitud de declaración de interés general al RCD Mallorca, que proyectaba construir una residencia de jugadores en sus instalaciones de Son Bibiloni.

Según dicta Territori en su resolución, el aumento de edificabilidad y la inclusión de un nuevo uso residencial comunitario es impropio de suelo rústico sobre una parcela donde existen unas instalaciones que ya superan con creces todos los parámetros urbanísticos aplicables.

Según los técnicos del Consell, los terrenos de Son Bibiloni no reunen las condiciones que exige el Pla general d'ordenació urbana de Palma para poder cambiar el uso y reformar un edificio ya existente.

El club balear lleva años intentando construir una residencia para sus jugadores de cantera en un edificio que se utilizaba como almacén. Se trata de un viejo proyecto del expresidente Vicenç Grande que la actual propiedad ha intentado retomar prácticamente desde su llegada.