Tras completar una séptima parte de la fase regular, el Mallorca de Luis García mejora en un punto los números del equipo que acabó ascendiendo en 2019. CARLOS GIL-ROIG | Carlos Gil-Roig

1

Baldosa a baldosa, el Mallorca va haciendo camino en su regreso al ecosistema de la Segunda División. Sin levantar la voz y con el candado de su portería cerrado la mayor parte del tiempo, el conjunto balear se ha encadenado a las posiciones de playoff —es quinto en la clasificación— y después de seis jornadas de rodaje, una séptima parte de la fase regular de la competición, ya firma el mejor inicio de campeonato desde que se precipitó a la categoría de plata en junio de 2013.

Al Mallorca de Luis García Plaza le falló la carta de Anduva para completar un póquer de victorias que lo hubiera situado a la misma altura que Espanyol y Sporting en la clasificación. Sin embargo, el punto recogido del césped de Anduva le alcanzó para tocar la pared de los 11 puntos, un registro al que nunca había llegado en las seis primeras jornadas de las cinco campañas anteriores.

Hasta ahora, el techo del Mallorca en esa misma dirección lo había establecido hace dos años, durante el curso que desembocó en el último ascenso de la mano de Vicente Moreno (2018-19). Venía de Segunda B y se presentaba amasando una decena de puntos gracias a tres victorias y un empate. Marcó un gol más de los que lleva ahora, pero también recibió cinco en contra.

En la última década y antes de que Vicente Moreno llegara al centro de mando de Son Moix, la travesía inicial del Mallorca por la división de plata era un calvario. De hecho, entre 2013 y 2016 se acostumbró a destapar la competición desde el sótano. Empezó a sufrir con José Luis Oltra (2013-14), que solo llegó a sumar siete puntos después de las tres derrotas iniciales y no paró de hacerlo en las tres campañas posteriores. La peor fue sin duda la siguiente, con Karpin en el banquillo, en la que no siquiera ganó un partido durante el primer tramo (2 puntos). Tampoco mejoró demasiados esos número el Chapi Ferrer, que apenas ganó un partido y empató otro en los seis primeros fascículos; ni Fernando Vázquez, que se apoyó en un triunfo y tres empates (6 puntos) para inaugurar un ejercicio que acabaría meses después con el equipo hundiéndose en Segunda B.

Valjent sale del aislamiento

Martín Valjent dio negativo en las dos pruebas PCR que le realizaron en Palma a su regreso de los compromisos internacionales y volvía a entrenarse ayer con sus compañeros, por lo que podrá estar disponible para el partido de este jueves contra el Albacete. El defensa fue aislado del resto del plantel como medida de precaución tras un brote de coronavirus que se detectó la semana pasada en la selección eslovaca.