El técnico del Real Mallorca, Vicente Moreno, en una imagen de archivo. | Efe

23

La rescisión del contrato que vincula a Vicente Moreno con el Real Mallorca es inminente. El club y el agente del técnico del doble ascenso han alcanzado un acuerdo prácticamente definitivo que cerraría la etapa del preparador valenciano en el banquillo balear. Aunque la clausula de rescisión del preparador es de 1 millón de euros, Moreno sólo abonaría la mitad (500.000 euros).

Aunque falta la confirmación oficial y como ya informó este diario, se da por hecho que Vicente Moreno entrenará al RCD Espanyol la próxima temporada, mientras que Luis García Plaza ocuparía su vacante en el Mallorca.

El club balear lleva días ultimando los detalles de la pretemporada sin Moreno, que siempre ha tenido claro que su ciclo en la Isla estaba finiquitado. A pesar del descenso de categoría, la propiedad confiaba en la continuidad de VM, sometido a un enorme desgaste durante los últimos meses.

Además de competir en Primera con una plantilla muy limitada, Moreno tuvo que convertirse en el portavoz de un club que bajó a Segunda y nadie fue capaz de dar la cara.