Imagen de Hassane Kamara durante un partido reciente. | @KamaraHassane13

16

El Real Mallorca sigue escrutando el mercado en busca de refuerzos. Mientras algunos de sus rivales directos en la lucha por la salvación han reventado el mercado (el Espanyol ha pagado 20 millones de euros al Benfica para lograr el fichaje de Raúl de Tomás) el club balear continúa sin precintar el libro de pases en esta segunda parte del campeonato. Los ofrecimientos están llegando a sin cesar a las oficinas de la dirección deportiva, aunque de momento ninguna de las negociaciones abiertas están fructificando. En las últimas horas están sonando con fuerza los nombres del lateral izquierdo francés Hassane Kamara, de ascendencia gambiana y jugador del Reims, y del extremo derecho italiano Mirko Antonucci, de 20 años y que apenas está gozando de oportunidades en la Roma.

El lateral izquierdo es uno de los agujeros negros de la plantilla mallorquinista en los últimos tiempos. A pesar de la insistencia de la actual administración en firmar jugadores para esa demarcación (Saúl, Angeliño, Bonilla, Estupiñán, Salva Ruiz, Lumor, Baba Rahman…) sigue siendo uno de los talones de Aquiles del Mallorca, un problema que quiere resolver en este mercado de invierno.

Para intentar taponar la hemorragia los tiros apuntan esta vez a Kamara. Según la prensa francesa, su club habría rechazado una primera oferta de 3 millones de euros por un futbolista que acumula más de 60 encuentros con el Stade de Reims, con el que logró el ascenso a la Ligue 1 hace dos cursos y donde compartió vestuario con el mallorquinista Pablo Chavarría.

Formado en el Chateauroux, debutó en Segunda con apenas 20 años y en el verano de 2015 firmó por el Stade de Reims. En esa campaña apenas intervino en dos encuentros y su equipo perdió la categoría. En el mercado de invierno de la siguiente temporada se marchó cedido al Créteil de la Nacional francesa, equivalente a la Segunda División B. Regresó al Reims para colaborar en el ascenso de categoría (22 partidos, 1 gol). La pasada campaña disputó 9 partidos y en el presente curso suma 13 presencias con un gol de cabeza al todopoderoso PSG de Keylor Navas.

El caso de Mirko Antonucci, es una de las joyas de la cantera de la Roma, aunque no está gozando de minutos en el presente campeonato con los Giallorossi. El histórico Bruno Conti reclutó a Antonucci cuando era un chaval de apenas 13 años. Con el Primavera -el filial- conquistó todos los trofeos posibles con el título nacionales 2016, la Supercopa y la Primavera Coppa Italia al año siguiente. Antonucci se estrenó con la Roma en enero de 2018, con apenas 19 años, y tuvo tiempo para asistir a Edin Džeko en la acción del empate definitivo.

La pasada temporada cogió rodaje en el Pescara de la Serie B para regresar el pasado verano a la Roma. Convenció al técnico Paulo Fonseca durante la pretemporada, pero a la hora de la verdad apenas ha gozado de minutos y su presencia se reduce a dos ratos ante Milán y Cagliari. El Mallorca puja por lograr su cesión ante rivales de entidad como Estrella Roja, Vitoria de Setúbal y los italianos Sampdoria y Parma. También aparecen el Crotone o el Cremonese de la Serie B.

Desde hace tiempo la principal atención del club pasa por aumentar el nivel en el lateral izquierdo, una posición donde ha habido excesiva improvisación durante esta temporada. Fran Gámez, Baba Rahman, que se lesionó en Getafe, y Lumor, que ha ido entrando y saliendo, han sido las alternativas en esta primera vuelta, pero ninguna de ellas ha dado un resultado satisfactorio.

Curiosamente estos dos jugadores pretendidos por el Mallorca no reúnen tampoco la característica más valoradas por Vicente Moreno: que conozcan el fútbol español. No obstante, en este mercado de invierno las alternativas son menores que en verano y el muestrario es mucho menor. Habrá que esperar. Quedan 20 días para salir de dudas.