El capitán del Real Mallorca, Xisco Campos, posa en Son Bibiloni. | Pere Bota

8

Debutar en Primera División con 37 años, 6 meses y 12 días. Francisco Javier Campos Coll (Binissalem, 1982) siempre tendrá grabado el partido del pasado domingo en Getafe. Quince años después de vivir un paso efímero por la máxima categoría, desde aquel 14 de noviembre de 2004 cuando Héctor Cúper le dio la alternativa en un encuentro ante el Atlético de Madrid -entró por Cortés en el minuto 61-, el defensa de Binissalem inscribió su nombre en un once inicial de Primera por primera vez en su historia. Esa circunstancia sitúa a Xisco Campos como el jugador más veterano en debutar como titular en los últimos 84 años de la Liga…

Quitando el caso de Harry Love, un entrenador que se alineó por circunstancias con la Real Sociedad, ningún futbolista había alcanzado la titularidad en Primera a esa edad. Lowe tenía 48 años de edad en aquel momento, un registro que en el fútbol profesional actual será muy difícil de superar. El choque en el que gozó de minutos Lowe fue el que midió a Donostia FC y a Valencia CF el 24 de marzo de 1935 y compartió vestuario con el también mallorquín Olivares.

Según los datos facilitados por Álvaro Vega, propietario de la cuenta La Liga en Números, Xisco superó la marca establecida hace tres temporadas por el portero croata Stipe Pletikosa, que defendió la portería del Deportivo con 37 años y 54 días. En la cuarta plaza aparece Florentino Sión, que jugó con el Oviedo con 36 años y 55 días.

El caso de Xisco Campos resulta sorprendente. Después de que Cúper le diera la alternativa durante cerca de treinta minutos ante el Atlético -jugó doce minutos más frente al Deportivo-, el defensa binissalemer hizo las maletas en busca de minutos.

Se marchó al filial del Levante y al Ecija, con el que se proclamó campeón de Segunda B, para debutar en la categoría de plata con el Murcia y el Castellón. En el verano de 2010 firmó por el Nàstic, donde militó seis años y coincidió con Vicente Moreno. Después de una campaña en la Ponferradina, regresó a la Isla en el verano de 2017 para incorporarse a un Mallorca en Segunda B.

Tras dos ascensos consecutivos y renovado una temporada más, las lesiones de Raíllo y Sedlar le abrieron las puertas de la titularidad... y de la historia en el Coliseum. Xisco, que se intercambió la camiseta con Jaime Mata y regaló otra para una buena causa, entró en la leyenda como el segundo debutante más veterano y el primero en los últimos 84 años de la Liga.