Imagen del jugador del Real Mallorca Take Kubo en un momento del partido disputado entre la selección de Japón y la de Paraguay. | JIJI PRESS

14

El Real Mallorca quiere sacar el máximo rendimiento posible a la presencia en su primera plantilla de un futbolista diferencial como es Takefusa Kubo. Sin duda se trata de uno de los grandes talentos del fútbol mundial y tanto por su procedencia (es propiedad del Real Madrid) como por su debut en Primera con el club balear, la expectación que genera en Japón es muy alta y la dirección de la entidad balear no quiere desaprovechar esta ocasión.

El Real Mallorca, consciente de que es un mercado por explotar, ha enviado una delegación de profesionales del área de márketing y comunicación hasta el país de Kubo con el fin de abrir nuevas vías de mercado que permitan reingresar parte de la inversión que el se ha hecho para poder dotar al equipo de un jugador de un talento especial.

Precisamente ayer Kubo fue protagonista en el triunfo de Japón ante Paraguay por dos goles a cero. El mallorquinista intentó una y otra vez anotar el gol y conseguir el récord de convertirse en el jugador más joven de la selección que consigue marcar para el equipo, pero sus intentos no tuvieron frutos. Esos intentos incluyeron una jugada muy personal en el minuto 68 con un tiro final que rebotó en el larguero de la puerta que guardaba Fernández.

Tanto con su selección como también por el papel que está llamado a desarrollar en el Mallorca, el club quiere tratar de vender tanto su imagen como la del propio Mallorca en Japón, consciente de que ahora sí que despierta una atención especial y mucho más notable que sin la presencia de uno de los valores más sobresalientes del fútbol nipón.

Hasta la fecha el club no consiguió ni con Okubo ni con Akihiro Ienaga traslasar su marca a Asia como esperaba, pero ahora se trata de Kubo, la gran perla del fútbol japonés.