Lance del partido entre el Mallorca B y Las Rozas disputado este domingo en Son Bibiloni. | RCD Mallorca

10

El Mallorca B se ha quedado a las puertas del ascenso a Segunda Divisió B tras no pasar del empate (0-0) ante Las Rozas, que ha hecho valer en Son Bibiloni su victoria en el partido de ida (2-1). El filial mallorquinista ha ido de menos a más en un partido marcado por las altas temperaturas y en el que las mejores ocasiones han sido para los madrileños, que incluso han malgastado un penalti en la segunda mitad.

Los pupilos de Julián Robles han tenido problemas para encontrar grietas en el entramado defensivo de los visitantes e imponer su juego. Las Rozas amenazó la portería local en un remate de Goal en el minuto 9 y en sendas acciones a balón parado para advertir de sus intenciones antes del minuto 20. A partir de ahí el Mallorca B trató de llevar el peso del encuentro pero apenas inquietó hasta llegar al filo del descanso con un disparo de Ibra a la media vuelta.

En la reanudación, el partido se mantuvo en la misma línea y Las Rozas pudo asestar un golpe a la final por el ascenso en el minuto 55, cuando el colegiado señaló penalti a favor de los madrileños. Boison acertó las intenciones de Cruz y le dio una nueva vida a los bermellones, que dieron un paso adelante.

En la cuenta atrás hacia el final del partido, cuando los mallorquinistas han tratado de echar el resto, han empezado a escasear las fuerzas en un calor asfixiante. Los madrileños han hecho gala de su oficio para contener los últimos intentos de los locales y han plagado el juego de interrupciones sin hacer concesiones. El filial bermellón cayó en la trampa de Las Rozas y las trifulcas y tanganas se multiplicaron en el añadido acabando con expulsiones por ambos bandos. Y sin tiempo para más Las Rozas ha conseguido que apenas se jugara y ha celebrado el ascenso a Segunda B ante la decepción de los jóvenes jugadores mallorquinistas.

De esta manera termina la aventura de los representantes de Balears en la fase de ascenso a Segunda B. Finalmente el campeón del grupo XI, la Peña Deportiva, jugará la próxima temporada en la categoría de bronce, mientras que Poblense, Formentera y Mallorca B seguirán en Tercera. Poblense y Formentera cedieron en la segunda eliminatoria por el ascenso y el filial bermellón ha caído en la última instancia.