El Real Mallorca celebra el primer gol del encuentro en el estadio de Gran Canaria.

34

El Real Mallorca ofreció su mejor versión para lograr un triunfo de prestigio en Gran Canaria, donde nadie había ganado en toda la temporada, que le permite regresar a las posiciones de playoff trece jornadas después. El equipo balear, ordenado atrás, con jerarquía en la sala de máquinas y creando peligro en ataque, remontó el gol inicial de Rafa Mir para conquistar su tercera victoria a domicilio del campeonato (1-2).

Superior desde el arranque, el Mallorca rubricó su mejor actuación foránea desde que arrancó el torneo. Vicente Moreno retocó su pizarra para entregarle la titularidad a Leo Suárez, que se situó por detrás de Ante Budimir. Los primeros minutos del conjunto balear fueron un tratado de intenciones. Un disparo de Leo desde fuera del área y dos contras que acabaron en córner asustaron a Las Palmas.

El equipo canario, sin embargo, exprimió al máximo su pegada en su primera aproximación al área de Reina. Todo nació en un centro de De la Bella por la banda izquierda, tras un resbalón de Sastre, que remató de espuela Rafa Mir. El murciano, de origen mallorquín (su padre es Magín Mir) se adelantó a Valjent para sacarse de la chistera un remate que no pudo atrapar Manolo Reina (minuto 7).

Pero el Mallorca mantuvo el guión establecido en los vestuarios. Apoyado por un gran Estupiñán, el grupo balear acorraló a su rival a base de ocasiones. Un robo de balón de Lago Junior desembacó en el empate a los 17 minutos. El marfileño cedió a Estupiñán, éste penetró en el área y asistió a Budimir, que equilibró el marcador con un gol en fuera de juego. Cuarto tanto del delantero croata, que volvió a firmar una gran actuación.

Con Las Palmas atascada, el Mallorca persistió en busca de la victoria. Pudo marcar Salva Sevilla, pero no acertó en el mano a mano ante Raúl Fernández. Respondió el rival con un disparo de Mir que atrapó Reina.

Las Palmas pisó el acelerador en el arranque pero se encontró con una defensa segura y atenta que taponaba cualquier atisbo de peligro. Moreno removió algunas piezas. Retiro a Leo Suárez, inédito, para dar entrada a Aridai y el canario protagonizó una acción que casi acaba en gol. Budimir miró a los ojos de Raúl Fernández, pero su chut fue desviado con la punta de los dedos por el meta canario.

Noticias relacionadas

Salva Sevilla volvió a disponer de una ocasión de oro, pero su disparo se marchó por encima del larguero. El Mallorca merecía el gol. Y éste llegó en el minuto 75 tras una falta central botada por Salva Sevilla y un cabezazo de Antonio Raíllo.

En la recta final, Las Palmas lo intentó pero se encontró con una defensa y un Reina imperiales.

Las Palmas: Raúl Fernández, Lemos, David García, Aythami, De la Bella; Timor (Pekhart, min. 80), Ruiz de Galarreta, Fidel (Mesa, min. 70), Momo (Blum, min. 62), Rubén Castro y Rafa Mir.

Real Mallorca: Reina, Sastre, Raíllo, Valjent, Estupiñán; Salva Sevilla, Baba; Dani Rodríguez (Pedraza, min. 84), Leo Suárez (Aridai, min. 59), Lago Junior y Budimir (Abdón, min. 73).

Árbitro: J. Vázquez. Amonestó a Fidel, Estupiñán y Lemos.

Goles: 1-0, Rafa Mir, min. 7; 1-1, Budimir, min. 17; 1-2, Raíllo, min. 75.

Incidencias: 14.500 espectadores.