Pervis Estupiñán pugna con Manu Vallejo en un lance del partido disputado ayer en Cádiz.

35

En un partido brusco, con el Cádiz jugando al límite del reglamento, el Mallorca se dejó dos puntos y la posibilidad de instalarse en la zona de playoff. El conjunto balear se adelantó en el minuto 36 gracias a un gol de Stoichkov, tras un pase de Lago Junior, y de inmediato vio cómo el colegiado expulsaba a Jairo con tarjeta roja directa. Pero el equipo andaluz reaccionó tras el descanso y Garrido selló el empate a la salida de un córner tras una salida en falso de Reina. El Cádiz se quedó con nueve y sin entrenador -Alvaro Cervera también fue expulsado- tras una brutal agresión de Marcos Mauro. Al final, muchos nervios y reparto de puntos en el Ramón de Carranza (1-1).

La puesta en escena del conjunto balear sorprendió a su enemigo. Vicente Moreno modificó su cuaderno y puso sobre la arena un sistema con Stoichkov y Ante Budimir en la punta del ataque. Para las orillas quedaron Dani Rodríguez, aunque dejando su banda despejada para las subidas de Joan Sastre, y Lago Junior. El Mallorca se adueñó del balón desde el arranque de la cita. Con Salva Sevilla al mando de todas las operaciones y Baba como fiel escudero, el grupo balear apenas paso apuros aunque tampoco inquietó en exceso a Alberto Cifuentes.

En el ecuador del primer tiempo, Rober Correa pudo ser expulsado al soltar el codo ante Lago Junior. El marfileño fue el protagonista de la primera acción de peligro balear. Una porfía de Lago dentro del área que acabó con un centro peligroso y un despeje con el pie del meta.

En el minuto 36, el Mallorca no perdonó en el primer chut a puerta de todo el encuentro. Raíllo oteó en el horizonte para asistir en carrera a Lago Junior. El marfileño, ante la pasividad de la zaga gaditana que reclamaba fuera de juego, penetró por su banda para dar el pase de la muerte a Stoichkov. El gaditano controló con la derecha y fusiló con la izquierda para sellar el 0-1. Apenas dos minutos después, un manotazo de Jairo a Dani Rodríguez acabó con el jugador local expulsado. En un abrir y cerrar de ojos, el guión del encuentro había cambiado de forma radical.

En el segundo acto, el Cádiz salió con otra velocidad en busca del empate ante un Mallorca conservador. No acusó la inferioridad numérica y apretó al Mallorca, aunque sin crear demasiadas oportunidades de gol. En el tramo final, el conjunto amarillo logró el premio a su constancia y selló el empate a la salida de un córner. Garrido entró con todo y sacó provecho de las dudas de Reina en la salida para firmar el 1-1. El Cádiz acabó con nueve tras una brutal agresión de Marcos Mauro, una patada de karate a Álex López, que le costó la expulsión.

Cádiz: Cifuentes, Brian Oliván, Rober Correa (Aketxe, min. 46), Garrido, Salvi Sánchez, Álex, Jairo, Lekic, Marcos Mauro, Kecojevic, Manu Vallejo.

Mallorca: Reina, Sastre, Valjent, Raíllo, Estupiñán; Baba, Salva Sevilla, Dani Rodríguez, Stoichkov (Álex López, min. 71), Lago Junior (Aridai, min. 61) y Budimir.

Árbitro: Arcediano Monescillo. Expulsó con roja directa a Jairo en el minuto 38 y a Mauro en el minuto 86. También al entrenador Álvaro Cervera. Amarillas a Correa, Keco, Garrido, Sastre, Baba, Salva Sevilla.

Goles:

0-1, Stoichkov, min. 36.

1-1, Garrido, min. 83.