El jugador del Mallorca relata cómo fue su llegada al fútbol español, cómo superó los malos momentos y habla del magnífico presente en el conjunto bermellón. | Youtube Ultima Hora

7

La vida de Lago Junior Waka Lible (31 de diciembre de 1990, Yamoussoukro, Costa de Marfil) no ha sido un camino de rosas. Aterrizó en España con apenas 18 años, sin conocer ni una palabra de castellano y asustado. No conocía el agua caliente y nunca había usado el cuchillo ni el tenedor porque en su país «comía con las manos».

Pasó de los 40 grados de su país a los -5 de Soria. Sus primeros partidos en España los jugó en Primera con el Numancia, que pagó por él un traspaso irrisorio de 1.500 euros, debutando en el Vicente Calderón. Firmó por el Mallorca hace casi tres años «para subir», apunta que el descenso a Segunda B fue «un golpe durísimo» y asegura que esta temporada «no me moveré de aquí» a pesar del interés surgido por varios clubes.

Noticias relacionadas

Tímido, sonriente y con su hija mallorquina Aylen, de solo cinco meses, presente en todas sus plegarias (reza antes y después de los partidos), atiende a Ultima Hora para analizar el presente, esparcir optimismo de cara al futuro y mostrar su lado más desconocido.

— ¿Cómo se encuentra a nivel personal y cómo valora la trayectoria del equipo a estas alturas?
— El equipo está muy bien. Hasta la semana pasada llevábamos siete jornadas sin perder y estamos compitiendo muy bien. Estamos en una buena línea como demostramos el sábado ante el Málaga. Nos dejamos la piel en cada partido y hasta el último minuto peleamos por la victoria. Esta es la línea a seguir.

Entrevista completa en la edición impresa de Ultima Hora.