Momento del minuto de silencio guardado este jueves en Son Malferit. | FFIB

7
El presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB), Miquel Bestard, flanqueado por el presidente del Cardassar, Jaume Soler, y el CEO del Real Mallorca, Maheta Molango, encabezó una nutrida representación del balompié isleño que se congregó en la sede de Son Malferit para realizar un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de los trágicos sucesos que han castigado el Llevant de Mallorca esta semana, especialmente las localidades de Sant Llorenç y Artà. Bestard explicó que se habían concentrado «para honrar a las víctimas de la tragedia y a sus familias, y para mostrar la solidaridad de los deportistas».
El solemne minuto de silencio fue compartido por numerosos presidentes y representantes de clubes de fútbol de Mallorca y directivos, representantes de los árbitros, de los entrenadores, del fútbol femenino, e incluso jugadores que estaban entrenando en el campo del Atlètic Baleares.
El presidente del Cardassar agradeció la iniciativa y reconoció que le han «reconfortado las muestras de solidaridad del mundo del fútbol».
Tras el acto, el presidente Bestard manifestó que, junto al Real Mallorca, están pensando en organizar algún evento deportivo para recaudar fondos en ayuda de los damnificados por el temporal.