Los jugadores del Mallorca celebran el tanto de Xisco Campos. | Jorge Ropero Romero

31

El Real Mallorca se ha proclamado campeón de Segunda B tras derrotar al Rayo Majadahonda (0-1) y hacer valer el 2-1 conseguido en el partido de ida disputado en Son Moix. Xisco Campos ha sido el autor del único tanto del encuentro que ha hecho posible que el conjunto bermellón se alce con el título que le acredita como el mejor equipo de toda la categoría de bronce.

Por fin se ha echado el telón a una temporada casi interminable y que ha terminado con los huesos del conjunto bermellón de nuevo en Segunda A.

Lo que ha quedado claro es que esta eliminatoria para decidir el mejor equipo de la categoría sobra. Tanto en la ida como este domingo se ha visto a dos equipos sin la implicación para dotar a esta ronda de la mínima credibilidad.

Al igual que en la ida, el Rayo Majadahonda ha salido con más ganas. Pero las ganas sin goles no sirven para nada. Y esto es aplicable para todo. En el primer disparo entre los tres palos ha llegado el gol del Mallorca. Xisco Campos ha rematado de manera impecable un centro desde la esquina de Salva Sevilla. Era el minuto 34 y estaba ya todo listo. Sobraban los 56 minutos restantes.

Noticias relacionadas

Tras el tiempo de asueto, el equipo de Vicente Moreno dio un paso el frente y salió a por segundo. Damià y Faurlín, con dos disparos desde fuera del área, el del argentino se ha topado con el palo, han estado a punto de finiquitar el partido. El título ya lo estaba.

Mientras el banquillo se movía, Cedric seguía sumando méritos para encontrar un buen acomodo en Segunda B la próxima temporada. Se ha inventado un tiro desde lejos, muy lejos, que ha obligado a Salcedo a hacer un auténtico paradón.

Y poco más. El árbitro quiso prolongar la agonía con cuatro minutos de añadido. Y en el 94 el Mallorca dio por concluida la temporada. Ahora toca trabajar para preparar el curso que viene de nuevo en Segunda. Faena hay por delante.