55

El Mallorca ha caído por primera vez esta temporada. Después de cinco empates consecutivos y dejando un sabor agridulce en todos ellos, le ha tocado morder el polvo ante la Peña Deportiva (2-1). Se han adelantado los de Vicente Moreno pero los ibicencos le han dado la vuelta al marcador en la segunda mitad.

Lleva tiempo coqueteando con la derrota pero no ha sido hasta hoy, en la jornada 21, cuando el Mallorca ha dejado de ser el único equipo de 2B invicto. El inicio del encuentro no hacía presagiar el naufragio mallorquín, ya que los rojillos han salido desde inicio con la idea clara de romper la racha de cinco empates y sumar de a tres en Ibiza.

Así bien temprano ha inaugurado el marcador. Álvaro Bustos, que debutaba como titular, se ha inventado un golazo desde casi 25 metros. Un control orientado perfecto le ha dejado en bandeja el disparo pero lo de meterla es cosa de pocos. Por delante en el luminoso y el partido controlado, así vivía el Mallorca.

Después del gol de Bustos el colegiado a anulado uno a la Peña por un claro de fuera de juego. Y ese ha sido el mayor peligro de los locales durante muchos minutos, demasiados. A pesar del gol inicial eran los de Moreno los que mandaban sobre el césped sintético del municipal de Santa Eulalia, dejando clara la abismal diferencia entre ambos.

El arranque del segundo acto fue un calco al inicio de partido. Un Mallorca superior, mandando, y una Peña Deportiva a la espera de aprovechar algún hueco, cosa que en toda la primera parte no lo ha tenido. En este inicio de la segunda mitad ha visto una amarilla Abdón Prats, que supone la quinta y, por tanto, se perderá el derbi ante el Atlético Baleares del domingo. Transcurría el partido sin ofrecer nada por parte de los dos equipos, algo que beneficiaba a los mallorquines, que tenían ventaja en el marcador.

Pero pasado el ecuador todo cambió. Una falta lejana botada por la Peña la remató de cabeza el mallorquín Pau Pomar y puso el empate en el marcador. Saltaba la sorpresa en Santa Eulalia, pero nadie podría presagiar que aún sería mayor.

Dani Mori movió ficha y dio entrada al espigado Górriz, que ya anotó ante el ATB en la primera vuelta y que de nuevo se ha vestido de héroe este domingo. El vasco, hijo del mítico futbolista de la Real Sociedad, ha recibido un balón dentro del área, se ha girado y sin pensárselo ha sorprendido a Reina, que poco ha podido hacer.

Quedaban algo más de diez minutos para impedir la primera derrota, pero el Mallorca ha sido incapaz de hacerlo. Ni una llegada clara en el último tramo y por ello suma la primera derrota del curso.