Los jugadores del Mallorca lamentan una oportunidad perdida. | Miquel Àngel Borràs

128

CD Mirandés 2 - 2 RCD Mallorca
CD Mirandés
: Sergio Pérez; Moreno, Quintanilla, Álex Ortiz, Kijera; Rúper, Eguaras, Maikel Mesa (Provencio, min.55); Sangalli, Pedro (Urko Vera, min.85), Guarrotxena (Álex García, min.73).
RCD Mallorca: Santamaría; Campabadal, Yuste (Moutinho, min.82), Pleguezuelo, Oriol; Ansotegui, Álex Vallejo, Culio (Salomao, min.67), Lago Júnior; Sasa (Lekic, min.47) y Brandon.
Goles: 1-0, min.2: Maikel Mesa; 2-0, min.35: Guarrotxena; 2-1, min.40: Culio; 2-2, min.85: Lekic.
Árbitro: Pulido Santana (Comité Canario). Mostró tarjeta amarilla a Guarrotxena y Kijera por el Mirandés y a Oriol por el Mallorca.

El Mallorca dice adiós a Segunda División. Adiós a 36 años consecutivos en el fútbol profesional. El empate (2-2) en Miranda del Ebro, sumada a la victoria del Nàstic, deja matemáticamente descendido al equipo balear. El equipo bermellón ya es equipo de Segunda B tras un partido que no ha conseguido remontar.

El partido empezaba de la peor manera posible. El Mirandés salía al campo con más ímpetu que el Mallorca, y en la primera aproximación, un centro de Kijera pasaba delante de la defensa del Mallorca para que Maikel empujara el balón al fondo de la red. Tras el tanto, el equipo balear seguía sin entrar en el partido.

Con un dibujo poco habitual, con Yuste en la punta del ataque, poco a poco los de Sergi Barjuan entraban en la lucha por el balón, pero sin aproximarse a la portería rival. Pero los locales buscaban la victoria. Y casi consiguen poner tierra de por medio en el marcador con un segundo gol al cuarto de hora de iniciarse el encuentro. Pero Santamaría conseguía detener dos ocasiones en cuestión de segundos.

Cerca del minuto 20 llegaba el gol anulado al Mallorca. Oriol conseguía un disparo que Brandon remataba en fuera de juego. El colegiado anulaba la acción que hacía levantar a la afición bermellona. Pero el conjunto balear se acercaba cada vez más a la portería de Sergio Pérez.

Noticias relacionadas

Sin embargo, el tanto volvía a llegar para los locales. Iker Guarrotxena recibía en la frontal del área, conseguía colocarse el balón y con un disparo cruzado a la escuadra batía a Santamaría. El tanto hacía que el equipo balear apretaran.

En el minuto 39 Culio conseguía recortar distancias. El jugador recibía un pase desde la banda derecha, conseguía girarse y rematar un disparo que entraba rozando el palo. La inercia le daba ventaja al Mallorca, que generaba peligro como no lo había hecho en todo el partido. Pero no conseguía marcar el conjunto de Sergi Barjuan que se iba al descanso siendo virtualmente equipo de Segunda B.

Descanso

La segunda mitad arrancaba como terminaba la primera. Con un cambio en el minuto 47, Lekic por Sasa, la primera ocasión llegaba en el 49. El recién salido al campo se combinaba con Culio y, tras un rechace, Culio se plantaba ante el portero para enviar directamente fuera. Una oportunidad perdida que precedía a unos minutos de mucho juego ofensivo por parte del Mallorca. Un acercamiento a la portería de Sergio Pérez que no se materializaba en el gol del empate.

El cronómetro corría mientras el equipo balear no conseguía marcar. El gol de Nàstic en Tenerife dejaba matemáticamente descendido al Mallorca. Con un dibujo más ofensivo, los de Sergi Barjuan lo intentaban, pero no conseguían marcar. A medida que se acercaba el final del tiempo reglamentario, las opciones se desvanecían. Sin embargo, un gol de Lekic daba esperanzas al conjunto bermellón. Corría el minuto 86 cuando los de Sergi empataban el encuentro y buscaban con ahínco el tanto de la victoria.

Pero el gol no llegó. Y el empate, sumado a la victoria del Nàstic ante el Tenerife (0-1), dejaba al equipo balear matemáticamente descendido.