Yuste lucha por un balón ante un jugador del Oviedo. | Twitter @LaLiga

55

Real Oviedo 2 - 1 RCD Mallorca
Real Oviedo: Juan Carlos; Diegui Johannesson, Christian, Costas, Verdés (Linares, m.56), Varela (David Fernández, m. 60); Vila, Rocha; Susaeta (Borja Domínguez, m. 82), Berjón y Toché.
RCD Mallorca: Cabrero; Raillo, Sasa (Culio, m. 80), Brandon, Lekic, Lago Junior, J. Domínguez, Saúl (Angeliño, m. 74), Moutinho (James, m. 84), Héctor Yuste y J. Nieto.
Goles: 1-0, M.7: Toché; 1-1, M.42: Raillo; 2-1, M.72: Costas;
Árbitro: Pulido Santana, Juan Luis (Colegio canario). Amonestó a Costas (29') y Susaeta en el Real Oviedo y a Raillo (36'), Lekic (51'), Juan Domínguez (54') y Sasa (76') en el RCD Mallorca.

El Real Mallorca regresa a los temidos puestos de descenso. El equipo ha claudicado en Oviedo con un temprano gol de Toché, el empate de Raíllo y la sentencia de Costas. Los de Javier Olaizola han ofrecido una imagen decente en el juego, muy ordenado, pero no han podido superar las dificultades del partido. Dos errores en defensa han permitido que los locales batieran a Cabrero pese a los esfuerzos mallorquinistas.

Olaizola recuperaba a Yuste en el once inicial, quien compartía posición central con Raíllo. El técnico apostaba por repetir con Juanjo Nieto en la banda derecha y daba salida a Saúl en la izquierda. Sasa y Juan Domínguez ocupaban el centro del campo con Moutinho y Lago Junior de extremos. La delantera la iniciaba en una posición retrasada Brandon y la completaba Lekic.

Con un conjunto local muy activo desde el principio, el Oviedo avisaba con un fuera de juego en el que Toché se quedaba sólo ante Cabrero. Pero el peligro no desaparecía en los instantes iniciales, ya que en el minuto 7 de partido Varela conseguía un centro al área que recibía Toché sin problemas para rematar con una chilena y abrir el marcador.

El temprano gol descolocaba al conjunto bermellón, que se veía obligado a arriesgar para devolver la igualada al luminoso. Tuvo una tímida opción Lago Junior, quien remató un centro tras una falta, pero envió el balón directamente fuera. Los locales aprovechaban su ventaja para cerrarse en defensa, impidiendo las opciones mallorquinistas.

Con el paso de los minutos, los de Javier Olaizola ganaban protagonismo en ataque, pero sus opciones se desvanecían sin crear peligro en la portería de Juan Carlos. Con el Oviedo encerrado en su campo, los locales se mostraban cómodos con el juego del Mallorca mientras corría el cronómetro.

Noticias relacionadas

Sin embargo, los intentos bermellones recibían su premio en el minuto 38. Tras una falta peligrosa en la frontal del área, Moutinho ponía el balón al segundo palo, donde Brandon cedía con la cabeza para que Raíllo rematara y empatara el encuentro. El gol abría un escenario nuevo en el Carlos Tartiere, donde se llegaba al descanso sin más ocasiones.

Segunda parte

Con un planteamiento diferente, la segunda parte empezaba con ritmo para dos equipos que buscaban el gol que les diera la victoria. El técnico local aprovechaba los primeros minutos para cambiar el dibujo táctico con dos cambios que afianzaban su apuesta ofensiva. Pero se topaba con un Mallorca bien posicionado.

Pero de nuevo avisaba primero el Oviedo con un cabezazo de Linares que se marchaba fuera y, en la jugada siguiente, volvían a marcar los locales. El gol llegaba en el minuto 70, cuando en un saque de esquina Susaeta ponía el balón en el área pequeña, donde David Costas remataba a placer para batir a Cabrero.

Noqueados por el revés, los jugadores del Mallorca recibían aire fresco primero con el debut de Angeliño, fichaje en el mercado de invierno, después con la entrada de Culio y finalmente con James. Sin embargo, los de Javier Olaizola no podían crear peligro en la portería rival, y veían cómo los minutos pasaban sin conseguir el gol.

En los instantes finales, el ímpetu bermellón amenazaba la portería rival, pero sin premio. Con el pitido final, el Real Mallorca materializaba su hundimiento a los puestos de descenso.